Derechos Humanos

29 diciembre, 2015

La Justicia ordenó detener nuevamente al policía que baleó a Lucas Cabello

Este lunes la Cámara Nacional de Apelaciones ordenó la detención inmediata del policía Ricardo Ayala, el efectivo de la Policía Metropolitana que disparó con su arma reglamentaria contra Lucas Cabello el 9 de noviembre pasado en el barrio porteño de La Boca.

Este lunes la Cámara Nacional de Apelaciones ordenó la detención inmediata del policía Ricardo Ayala, el efectivo de la Policía Metropolitana que disparó con su arma reglamentaria contra Lucas Cabello el 9 de noviembre pasado en el barrio porteño de La Boca.

Los jueces Mario Filozof y Marcelo Lucini hicieron lugar al recurso presentado por los representantes del Ministerio Público Fiscal que decidieron apelar la liberación Ayala y la valoración como “exceso de legítima defensa”, resuelta por el juez de primera instancia Osvaldo Rappa.

Asimismo, los camaristas cambiaron la calificación penal a “tentativa de homicidio agravado por la condición del imputado de ser miembro de una fuerza de seguridad”.

Tal como habían requerido la titular de la Fiscalía del Distrito de La Boca, Susana Calleja; el fiscal a cargo de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), Miguel Palazzani; y la fiscal ad hoc de la Fiscalía N°3 ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, Verónica Fernández de Cuevas, el fallo rechazó de forma contundente la hipótesis de la defensa del uniformado que intentaba sostener “la legitima defensa”.

Lucas Cabello, de 20 años, recibió tres disparos de parte de un agente de la Metropolitana en la puerta de su casa en el barrio de La Boca el pasado 9 de noviembre.

En un primer momento, la versión policial -avalada por la entonces gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal- sostuvo que el oficial actuó ante un caso de violencia de género debido a la activación de un botón antipánico. No obstante, rápidamente familiares, vecinos y la propia pareja de Lucas desmintieron esa versión.

Incluso el colectivo de periodistas que convocó a la multitudinaria movilización #NiUnaMenos el pasado 3 de junio emitió un comunicado titulado “No en nuestro nombre” donde aclaraban que, aun si el caso de violencia de género existiera, bajo ningún punto se justifica la agresión policial.

Una suerte similar corrió la presunta portación de un arma por parte de Cabello. Según reseña el portal Infojus Noticias “el policía declaró ante el juez Osvaldo Rappa –a cargo del Juzgado de Instrucción N° 35– que Lucas estaba armado y la pistola ‘era plateada’. Sin embargo, la Policía Federal, que estuvo a cargo de las pericias en el lugar, sólo secuestró la reglamentaria de Ayala y las vainas correspondientes a sus disparos”.

Nuevamente, familiares y vecinos también salieron a declarar que esta versión era falsa y que lo que Lucas llevaba en la mano era un sandwich de milanesa que había comprado minutos antes.

En su sentencia Filozof y Lucini sostuvieron que “el medio empleado por el indagado muestra una grosera desproporción e irracionalidad entre aquello que presuntamente pretendió evitar y lo que causó”. El fallo destaca además que la conducta de Ayala configura una “gravísima violación de los derechos humanos, en tanto se ha vulnerado la integridad física de Cabello con riesgo de su vida, mediante la potestad que el Estado le brinda a un agente de una fuerza de seguridad”.

Finalmente los magistrados diferenciaron los presupuestos de aplicación de la legítima defensa cuando quien la invoca es un agente policial o de otra fuerza pública ya que “los mayores conocimientos técnicos y el especial entrenamiento de los integrantes de las fuerzas de seguridad hacen que les sea exigible una mayor precisión a la hora de evaluar la necesidad de la defensa”.

Por este motivo Ayala, quién había sido liberado a fines de noviembre (aunque continuaba procesado), volverá a ser detenido.

Foto: Maximiliano Luna

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas