Mundo Gremial

23 diciembre, 2015

Masiva marcha por bono de emergencia en Rosario

Este martes 22 de diciembre distintos sindicatos, movimientos sociales y partidos políticos se movilizaron hacia la Bolsa de Comercio de Rosario exigiendo un bono de emergencia para todos los trabajadores y en solidaridad con los empleados de Cresta Roja reprimidos por Gendarmería Nacional.

Este martes 22 de diciembre distintos sindicatos, movimientos sociales y partidos políticos se movilizaron hacia la Bolsa de Comercio de Rosario exigiendo un bono de emergencia para todos los trabajadores y en solidaridad con los empleados de Cresta Roja reprimidos por Gendarmería Nacional.

Es la primera movilización de estas características que se da en el gobierno de Mauricio Macri y logró un marco de unidad que hacía mucho no se veía en las calles. Entre las organizaciones presentes se encontraban: CTA-Autónoma Rosario, Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafe) y Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus), Asociación gremial de docentes e investigadores de la UNR (COAD), Sindicatos Aceiteros, Patria Grande, Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), entre otros.

Esta convocatoria se realizó en el marco de una creciente inflación en el último tiempo. A partir de la liberación del “cepo” cambiario el poder adquisitivo se deterioro un 40%. En este sentido se expresó Laura Ferrer Varela, Secretaria General de COAD: “Hemos visto enajenado nuestro sueldo fuertemente en estas semanas, por esto exigimos el doble aguinaldo y un bono con un mínimo de cinco mil pesos para cada uno de los compañeros trabajadores».

«Sabemos que es posible hacerlo ya que la suma necesaria para pagarle a los estatales y a los jubilados está en todo aquello que no se descuenta en impuestos a las grandes empresas, a las ganancias de los magistrados. Una reforma financiera daría la posibilidad de que este año los docentes y trabajadores en general tengamos el doble aguinaldo y un bono al igual que todos los jubilados”, añadió.

La docente universitaria remarcó que esta exigencia se logrará sólo con unidad: “Nosotros reclamamos una multisectorial donde estemos todos los trabajadores, todas aquellas organizaciones del pueblo que venimos trabajando y luchando por la unidad y venimos sosteniendo estos reclamos. Por eso hoy nos hacemos presentes, no queremos ningún ajuste que golpee a todos los trabajadores”.

Una de las consignas de la marcha que recorrió el microcentro rosarino fue el repudio a la represión sufrida por los trabajadores de Cresta Roja por parte de Gendarmería Nacional, quienes se encontraban reclamando sueldos adeudados y manifestándose en defensa de cinco mil puestos de trabajo.

En este sentido se expresó Marcelo Quispe, delegado de Amsafe: “Hoy los trabajadores y trabajadoras nos encontramos nuevamente en la calle, movilizados y en unidad para defender nuestros salarios y las conquistas más generales del mundo del trabajo. En un claro mensaje al gobierno nacional y a su política de ajuste. No vamos a tolerar un atropello a nuestros derechos y que sepa el gobierno que vamos a solidarizarnos ante cada represión al pueblo trabajador”.

En relación al cierre de la planta autopartista Paraná Metal de Villa Constitución, agregó: “Nos movilizamos también en contra del ajuste que plantea el gobierno de Macri. El gobierno nacional quiere que los trabajadores paguemos los platos rotos, que el ajuste salga de nuestros bolsillos. En este sentido nos solidarizamos con los trabajadores de Paraná Metal, la cual cerró a principio de mes y dejó en la calle a casi 200 familias y exigimos una inmediata respuesta y solución a ese conflicto”.

Por su parte Majo Gerez, secretaria de Género de CTA Rosario, resaltó la importancia de la movilización: “Esta es la mejor reacción que podíamos tener a la peor de las derechas que acaba de asumir el gobierno nacional. Lo que nos da al pueblo es ajuste y devaluación. Debemos estar en las calles resistiendo ante la represión, repudiándola y también hay que pensar, ante esta coyuntura tan compleja, las tareas que tenemos como movimiento popular, como movimiento obrero».

«No es casual», prosiguió Gerez, «que la respuesta ante el pedido de bono de fin de año fue otorgarlo de manera parcial a algunos sectores, apostando así a la fragmentación. Pero en esa fragmentación nosotros tenemos que trabajar con más paciencia con más trabajo solidario con nosotras y nosotros para conseguir la mayor unidad posible”.

Entre los principales reclamos que se escucharon en la tarde rosarina figuraban: un bono de emergencia para todos los trabajadores y jubilados, aumento de todos los haberes y asignaciones, duplicación de la Asignación Universal por Hijo, doble aguinaldo, adelantamiento de las paritarias sin ningún tipo de techo, ni suspensiones ni despidos, solidaridad con trabajadores de Paraná Metal, Cresta Roja y Siderca, basta de aprietes patronales en COTO, no a la represión de la protesta bajo la forma de falsos protocolos y regulaciones, libertad a los compañeros presos en Tierra del Fuego por luchar y llamamiento a todos los sectores gremiales a sumarse a la resistencia contra el ajuste.

Federico Fernández Peralta, desde Rosario

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas