América Latina

17 diciembre, 2015

Paraguay: cumbre del Mercosur y huelga general

El próximo lunes 21 de diciembre Asunción será la sede de la reunión presidencial de la 49º Cumbre del Mercosur. Paraguay, que entrega la presidencia pro témpore a Uruguay, busca avanzar en la apertura de mercados y los negocios público-privados a escala regional, en medio de un agitado clima social y político que evidencian el desgaste del gobierno de Horacio Cartes.

El próximo lunes 21 de diciembre Asunción será la sede de la reunión presidencial de la 49º Cumbre del Mercosur. Paraguay, que entrega la presidencia pro témpore a Uruguay, busca avanzar en la apertura de mercados y los negocios público-privados a escala regional, en medio de un agitado clima social y político que evidencian el desgaste del gobierno de Horacio Cartes.

Los mandatarios que confirmaron su participación en la cumbre de jefes y jefas de Estado son: Dilma Roussef (Brasil), Tabaré Vázquez (de Uruguay), Nicolás Maduro (Venezuela), Evo Morales (Bolivia, en trámite de adhesión), Horacio Cartes (Paraguay) y el flamante presidente de la República Argentina, Mauricio Macri. La agenda de reuniones técnicas comienza este jueves 17 y se desarrollarán hasta el domingo 20 de diciembre. La reunión presidencial será llevada a cabo en el Centro de Convenciones de la Conmebol, en Luque, ciudad aledaña a Asunción.

Además, y en paralelo, durante el jueves 17 y el viernes 18 de diciembre, se realizará la XIX Cumbre Social del Mercosur, con la representación de más de 200 referentes de organizaciones sociales de Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia, Venezuela y Paraguay. Durante estas jornadas de debate se elaborará una declaración final que será leída en la reunión presidencial del 21 de diciembre.

Nueva estrategia en el Mercosur

El presidente argentino, Mauricio Macri, junto a Horacio Cartes, representan el sector más conservador y liberal del bloque de países del sur. Buscando el apoyo de Vázquez, presionarán para consolidar el tratado de libre comercio del Mercosur y la Unión Europea, principal objetivo de este encuentro. Los detalles de este acuerdo serán revisados en la reunión de cancilleres del Consejo de Mercado Común que se realizará el domingo 20.

Además, buscarán iniciar un camino de apertura del Mercosur a la Alianza del Pacífico, organismo de fuerte vinculación con la economía norteamericana. De esta manera, se cerrará una década larga de medidas de carácter proteccionista a los mercados locales del Mercosur, ante un panorama de incierta competencia frente a las economías más concentradas del mundo.

Macri, quien fuera recibido durante su campaña presidencial por Cartes, se reunió con él a pocas horas de asumir como presidente para retomar las negociaciones por Yacyretá, que incluyen la construcción de una hidrovía entre ambos países, plan de trabajo que prevén presentar en la reunión de mandatarios del 21 de diciembre.

Aún es poco clara la posición que Macri asumirá frente al presidente venezolano, Nicolás Maduro. Si bien durante su campaña presidencial manifestó reiteradamente la decisión de aplicar la cláusula democrática del Mercosur contra Venezuela, lo cierto es que tras las elecciones parlamentarias celebradas el pasado 6 de diciembre en ese país –donde la oposición ganó por amplia mayoría– los reclamos de Macri se tornaron de difusos a inexistentes. Esto se debe, en parte, a la falta de consistencia de sus argumentos, frente a un sistema electoral democrático consolidado, que ha dado recientes muestras de ello. Al respecto, la canciller argentina Susana Malcorra, manifestó: “La cuestión de la cláusula democrática ha sido superada por los hechos, el pueblo venezolano se ha expresado. Y el presidente Maduro reconoció esa expresión. Esa es una cuestión que está terminada por los hechos”.

Estas declaraciones evidencian el papel de Macri: actuar como adalid de los intereses del norte en la mesa del Mercosur. De haber ganado el oficialismo en Venezuela, seguramente hubiera puesto en cuestionamiento el sistema democrático venezolano. La posición asumida hacia el 6 de diciembre para toda la derecha continental consistía, en palabras de Lilian Tintori: “O gana la oposición o hay fraude”.

Aún se desconoce de qué manera acusarán a Maduro por el encarcelamiento del opositor Leopoldo López, puesto en prisión por orden de la Justicia venezolana tras hallárselo culpable de cargos penales vinculados a la violencia generada por la derecha venezolana en 2014, que le costaron la vida a 43 personas.

Huelga general contra Cartes

Ese mismo lunes 21 de diciembre tendrá lugar la segunda huelga general contra el gobierno de Cartes, que se extenderá hasta el martes 22 de diciembre. Esta huelga fue ratificada por el Plenario de Centrales Sindicales el pasado martes 15 de diciembre, tras la reunión tripartita realizada en la residencia presidencial el lunes 14, en la que participaron Guillermo Sosa, ministro del Trabajo junto a representantes de la Federación de la Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco), la Unión Industrial Paraguaya (UIP), la Asociación Rural del Paraguay (ARP) y la Central Unitaria de los Trabajadores (CUT), la Central Nacional de los Trabajadores (CNT), la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Unión General de los Trabajadores del Transporte.

El Plenario de Centrales Sindicales -que nuclea a la CUT-A, la CCT, la Conat, la Cesitp y al Fenaes- rechazó la propuesta del gobierno paraguayo, ya que no contempla el aumento de 25% para el salario mínimo en 2016, reclamo central de los trabajadores.

Las exigencias incluyen: libertad sindical y el respeto a los derechos humanos, reducción de la tarifa de transporte público, políticas para la construcción de vivienda social, jubilaciones dignas y la implementación de un impuesto a la soja que solvente estas políticas. Incluye el rechazo a la Ley de Alianza Público-Privada (APP) sancionada en 2013 bajo un fuerte rechazo popular, ya que se constituyó como la principal herramienta para la privatización de empresas estatales durante el gobierno de Cartes.

A su vez, los estudiantes universitarios y secundarios se unen a la huelga exigiendo la reforma universitaria, arancel cero, inversión del 7% del Producto Interno Bruto (PIB) en educación y el boleto universitario. Actualmente, las federaciones universitarias se encuentran movilizadas frente al escándalo de corrupción en el que están involucrados el ex rector de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) Froilán Peralta y al ex decano de Veterinaria Juan Gualberto Caballero, quienes fueron liberados recientemente bajo fianza.

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, dijo que “se espera que la huelga se realice con mesura y raciocinio, y no busque entorpecer el normal desarrollo de la XLIX Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur”.

Micaela Ryan – @LaMicaRyan

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas