Nacionales

15 diciembre, 2015

“El ‘combate’ contra el narcotráfico que propone Macri es la vieja receta de satanizar a las chicas y chicos”

Días atrás Carlos del Frade, periodista y diputado provincial de Santa Fe, analizaba en su artículo “Macri y el narcotráfico” las políticas que el actual presidente llevó adelante al respecto en la ciudad de Buenos Aires y ahora pretende replicar en todo el país.

Días atrás, Carlos del Frade, periodista y diputado provincial de Santa Fe, analizaba en su artículo “Macri y el narcotráfico” las cifras que arroja el informe de Fundación de Estudios Políticos, Económicos y Sociales para la Nueva Argentina (FEPESNA), y las cotejaba con la estrategia de abordaje de las políticas en materia de seguridad, adicciones y narcotráfico que se proponen desde la Presidencia de la Nación.

Este informe analiza 4.977 expedientes de causas vinculadas al narcotráfico en la justicia federal de la ciudad de Buenos Aires, más de 70% de todos los iniciados entre enero y febrero de 2014. Retomando el mencionado informe, del Frade señala que “de las causas analizadas, sólo el 54,6% tiene detenidos. El resto comenzaron tras llamadas anónimas o terminaron archivadas por falta de pruebas. El 51,4% de los expedientes que registran apresados tienen como protagonistas a personas categorizadas como ‘consumidores’. Muy atrás aparecen los ‘traficantes’ y los expedientes caratulados por ‘venta y consumo’, todos con menos del 2%”.

“Esas cifras se reflejan en el recorrido final que tienen las causas. Según el estudio, el 73% terminan con sobreseimientos, el 24% son archivadas y sólo el 3% deriva en procesamientos. ‘Muchos son casos de gente a la que encuentran con bajas dosis, la trasladan a las comisarías, le abren un expediente y luego la liberan’, explicaron desde FEPESNA”.

Este artículo publicado por la Agencia Pelota de Trapo, pone el énfasis en el problema del marco desde donde se aborda la cuestión, en función del cual se desarrollan las políticas públicas que buscan dar respuestas. El llamado problema de la droga se recorta desde el Estado a una cuestión de consumo y/o seguridad. Por consiguiente, se piensan políticas para atacar a las juventudes de los barrios.

El diputado señala que “El modelo de ‘combate’ contra el narcotráfico que propone Macri para el país no es más que la vieja receta de satanizar a las chicas y los chicos”. Para sostener sus hipótesis, se remite a las propias propuestas de campaña del actual presidente que, entre otras, rezan: “Llegó el momento de hacernos cargo y mirar de frente al narcotráfico como ningún gobierno lo hizo hasta ahora”. Desde la plataforma de campaña, el frente Cambiemos le propone a los ciudadanos «llevar el Estado a las calles de nuestros barrios, para que todos tengamos las mismas oportunidades de vivir en paz y con seguridad. Y a controlar en serio nuestras fronteras”.

La nota apunta también “que la forma de ‘prevenir y tratar las adicciones a través de una política integral’ como la realizada en Buenos Aires por el actual presidente de la Nación, termina siendo el castigo a las pibas y los pibes devenidos en consumidores consumidos”. El legislador del Frente Social y Popular señala asimismo que “las víctimas, una vez más, son los acusados y perseguidos. Los que generan el gran negocio, inversores y posteriores lavadores del dinero que se juntan en las calles, ni por asomo son tocados por esta política contra el narcotráfico que se desarrolla en Buenos Aires y que ahora se ofrece como solución a escala nacional”.

Respecto a la Justicia, llega a conclusiones similares, en tanto es siempre el mismo sector social, el que es alcanzado por la política punitiva y represiva del Estado. “Los registros del informe de la FEPESNA son contundentes en ese sentido. Una vez más, el último eslabón de la cadena de comercialización es el que resulta alcanzado por el extraño brazo de la justicia”.

Para cerrar el análisis, la nota sentencia: “Más que un cambio, la propuesta, de acuerdo a la realidad de este informe sobre lo que verdaderamente pasa en Buenos Aires, parece ser la reafirmación de la matriz de las últimas cuatro décadas: perseguir a los pibes para que no vuelvan a hacerse ciudadanos críticos y movilizados en pos de una sociedad mejor”.

Políticas públicas que no logren cambiar los lentes desde donde los distintos gobiernos han mirado el problema; y que sigan sin avanzar sobre las redes del poder político, económico y narcopolicial, seguirán criminalizando a la juventud, judicializando a consumidores, y garantizando la absoluta impunidad del negocio ilegal más letal y millonario que se cobra día a día la vida de los pibes y pibas.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas