América Latina

9 diciembre, 2015

Artistas se suman a las ocupaciones estudiantiles en San Pablo

“No cierre mi escuela” se convirtió en un grito en todo el Estado de San Pablo, Brasil, durante el último mes. Un plan de “reorganización” de la enseñanza secundaria generó una gran revuelta estudiantil.

“No cierre mi escuela” se convirtió en un grito en todo el Estado de San Pablo, Brasil, durante el último mes. Un plan de “reorganización” de la enseñanza secundaria generó una gran revuelta estudiantil. El proyecto que el gobernador Geraldo Alckmin -del PSDB, partido opositor al gobierno del PT y que hace más de 20 años gobierna el Estado- pretende imponer, busca cerrar 94 centros educativos, afectando a unos 311 mil estudiantes.

Frente a esto, los estudiantes ocuparon más de 200 escuelas secundarias en todo el Estado y generaron un movimiento de resistencia que terminó obligando al gobernador a suspender la reorganización el pasado viernes.

La lucha continúa, y se expande al campo cultural: este fin de semana cientos de artistas apoyaron la causa de los estudiantes realizando shows en las escuelas ocupadas.

Virada cultural

Brasil Escuelas Ocupadas 1Más de 600 artistas se sumaron a apoyar las ocupaciones, con conciertos, talleres y rondas de conversación en decenas de lugares de la capital. Después de ir a una escuela ocupada, Criolo, rapero de la periferia de San Pablo, cantó en una plaza en el marco de la Virada Cultural de las Ocupaciones y dijo: “Son varias escuelas, son varios lugares, San Pablo es gigante. Vengo de una escuela lejos de aquí y la energía es la misma, hay mucho amor también allá”.

La rockera Pitty, dijo a la juventud: “Yo vengo de un medio muy masculino como es el rock. Vi las fotos de todos los movimientos en la calle y quedé muy feliz de ver a las chicas juntas en la línea de frente, hombro a hombro con los chicos contra la truculencia del Estado. ¡Luche como una chica!”.

Larissa, estudiante de 17, conversó sobre la movida: “Hoy está siendo un día muy bueno, creo que nunca vi a la escuela abrirse así, para tantas personas, tantos artistas. La escuela precisa eso, más historias, más cultura, más integración con la comunidad”.

Estos vínculos despiertan reflexiones en los estudiantes, de cara a lo que se viene. Regiane, compañera de escuela de Larissa, expresó: “El vínculo con la cultura es una cuestión que debería expandirse después de las ocupaciones, porque hace al ser humano crecer mucho, y une a las personas. La cultura brasileña es bien mixta y tiene una diversidad muy grande. Hoy estamos viendo en las escuelas cantantes de distintos tipos musicales, artistas pintando, fotógrafos, estamos teniendo de todo”.

Escuelas de lucha

“El Estado vino caliente, nosotros ya estamos hirviendo. ¿Nos quieren desafiar? No estoy entendiendo. Si desafían a los estudiantes, van a salir perdiendo”, dice el funk de las ocupaciones y sigue nombrando las “escuelas de lucha”.

La resistencia a la “reorganización” se convirtió en un espacio de intensa práctica política y, en la mayoría de los casos, en la primera experiencia en este sentido de los jóvenes. Se están organizando en red, trabajan en asambleas y crearon un “comando” de las escuelas ocupadas, una estructura paralela a las agrupaciones estudiantiles tradicionales.

La lucha estudiantil ha recibido apoyo de distintos movimientos sociales, grupos culturales y agrupaciones políticas, pero ha logrado mantener una total independencia, marcada por una gran apuesta a la autogestión.

Los estudiantes cocinan, limpian y arreglan sus propias escuelas durante las ocupaciones: “Yo sé muy bien cómo ellos están cuidando las escuelas, sé que las están tratando como lo que son: suyas”, decía al pasar una profesora en la manifestación del viernes pasado.

Brasil Escuelas OcupadasLa clave es estar juntos. Así los estudiantes se cuidan y se encuentran en el intercambio. No solamente han tomado las escuelas, también tomaron la calle. Han bloqueado avenidas en puntos de todo San Pablo, han marchado, y han sido duramente reprimidos por la Policía Militar.

La lucha de los estudiantes y su clara actitud de no dar ni un paso atrás, sumada a la represión que generó un gran malestar, confirmaron un escenario que terminó de cuadrar con una publicación de Folha de San Pablo. El diario publicó en su tapa del viernes una encuesta que daba cuenta de que la popularidad del gobernador se “desploma”. Ese mismo día, Alckmin anunció la “suspensión” de la “reorganización”, y una “discusión escuela por escuela” de la medida durante el próximo año.

A pesar de que el anuncio se festejó, pues se trata de una victoria parcial, los estudiantes respondieron a través de un comunicado del comando de escuelas ocupadas que no van a ceder en la lucha. Exigen la suspensión total de la “reorganización” y la no criminalización de los estudiantes que siguen en la lucha. Pero no se quedan ahí: reclaman un profundo cambio cultural en la educación.

 

Este artículo fue elaborado por el periodista uruguayo Marcelo Aguilar y el equipo de TV Drone (Brasil) para ser difundido por la articulación de medios «Voces del Alba» que surgió en el Encuentro Continental de Medios realizado entre el 20 y el 22 de noviembre de 2015 en San Pablo.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas