Nacionales

2 diciembre, 2015

Córdoba: multisectorial contra el Ente de Servicios y Obras Públicas

Este martes 1 de diciembre quedó conformada la Multisectorial que buscará frenar la implementación del Ente de Servicios y Obras Públicas (ESyOP) de Córdoba. El ESyOP había sido creado mediante Ordenanza del Concejo Deliberante, por iniciativa del intendente de Córdoba, Ramón Mestre.

Este martes 1 de diciembre quedó conformada la Multisectorial que buscará frenar la implementación del Ente de Servicios y Obras Públicas (ESyOP) de Córdoba. El ESyOP había sido creado mediante Ordenanza del Concejo Deliberante, por iniciativa del intendente de Córdoba, Ramón Mestre.

Más de cuarenta organizaciones se dieron cita en el local del gremio de municipales para lanzar la Multisectorial. Allí también se acordó un plan de acción que incluye volanteadas, manifestaciones y una marcha para el 11 de diciembre.

¿Una Municipalidad dentro de la Municipalidad?

El ESyOP fue aprobado en segunda lectura el 26 de noviembre, habiéndose conocido el proyecto solo un día antes. Para lograr la aprobación, el oficialismo (UCR) necesitó contar con los votos del bloque de Unión Por Córdoba (UPC, PJ y aliados).

El proyecto original, caracterizado por su ambigüedad, establecía al ESyOP como un organismo autárquico, encargado de «la dirección, administración, gestión y/o ejecución de los servicios y obras públicas que determine el Departamento Ejecutivo Municipal». Para tales fines, podía libremente contratar bienes y servicios, firmar contratos, reubicar personal y recibir financiamiento externo. Su conformación quedó establecida exclusivamente por un directorio de tres personas, elegidas por el Intendente.

Una ordenanza sin debates ni consensos

Desde que se conoció el proyecto las críticas se hicieron escuchar. El poderoso Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) lanzó un plan de lucha, cuya intensidad se encuentra en aumento.

Los principales puntos oscuros que deja el ESyOP se refieren, sobre todo, a la creación de una estructura paralela a la de la Municipalidad, sin regulaciones ni controles, y sin intervención de las instituciones públicas: los tres directores serán responsables de toda obra o servicio público en la ciudad de Córdoba. El titular del SUOEM, Rubén Daniele, señaló que «así como está planteado, el ESyOP puede poner un canal de televisión o prestar servicios educativos, por su propia cuenta».

Del mismo modo, genera rechazo entre los trabajadores municipales la precarización de sus condiciones laborales, ya que el ESyOP puede disponer del personal o requerir la contratación de mano de obra externa. A pesar de que en principio no se afectarían los derechos laborales adquiridos, desde el sindicato se señala que sí se verían alteradas las funciones, las condiciones de trabajo y el vínculo laboral con el empleador habitual, la Municipalidad de Córdoba.

Daniele entiende que esto afecta la estabilidad de los empleados municipales: «La estabilidad de un trabajador es él mismo y su trabajo, no alcanza con que se le mantenga sueldo». Del mismo modo, se sospecha el vaciamiento de áreas municipales para su paulatina absorción por parte de empresas privadas.

Otro cuestionamiento importante radica en el endeudamiento, ya que quien contraerá deuda para financiar obras no sería el ESyOP, sino la Municipalidad de Córdoba, que luego transferiría los recursos al Ente. La deuda y los riesgos serían asumidos por el Estado municipal, pero el manejo discrecional de los fondos quedaría en manos del ESyOP y de las empresas que éste desee contratar.

Nadie explicó por qué fue sancionado con tanta premura, días antes de que finalicen los mandatos que se renovarán el próximo 10 de diciembre, ni el llamativo acompañamiento del bloque de UPC. Por último, la omisión de este proyecto entre las propuestas electorales de gestión de «Juntos por Córdoba» (versión local de «Cambiemos») también resultó cuestionable, y es posible especular que si se hubiera dado a conocer antes, habría socavado el escaso 32% con el que se impuso Mestre en los últimos comicios.

Lo que se teje detrás de la letra

El significado del ESyOP no se limita a un problema administrativo, a una cuestión de «eficiencia» o a un «estilo de gestión». Por detrás se presumen acuerdos y entramados políticos que afectan a los tres niveles de Estado, además de grupos empresariales. La cercanía de Mestre con sectores concentrados del empresariado es conocida y la posibilidad de manejar con discrecionalidad la obra pública va en sintonía con esa proximidad.

Por su parte, el acompañamiento del PJ puso en evidencia el interés del Ejecutivo provincial en la creación del Ente. Se rumorea que la provincia facilitará cuantiosos recursos para obras en la ciudad de Córdoba, con la condición de tener participación en las decisiones de quiénes serán los que embolsarán ese dinero. La injerencia en el directorio del ESyOP y la debilidad en sus controles, resultarán funcionales a tales fines. Algo similar ocurrirá con el Estado Nacional, desde donde la gestión de Macri prometió recursos para infraestructura.

Resistencia y plan de lucha: el nacimiento de la Multisectorial

Ante este panorama, el SUOEM lanzó un plan de lucha tras el hecho consumado de la aprobación de la ordenanza de creación del ESyOP. La estrategia gremial apunta a frenar la reglamentación de la ordenanza, de modo tal que su aplicación no pueda producirse. Las medidas llevadas a cabo incluyeron multitudinarias asambleas, convocatorias frente a la sede municipal, la realización de más de 30 concentraciones simultáneas en toda la ciudad y el reparto de miles de volantes.

El martes 1 de diciembre más de 40 organizaciones conformaron la Multisectorial en contra del ESyOP. Se acordó un plan de lucha que irá aumentando su intensidad: continuarán las volanteadas, se realizará una manifestación pacífica en la asunción del nuevo mandato del intendente (10 de diciembre), para continuar con una marcha el 11 de diciembre. Si el Ente no logra ser derrotado, el conflicto se alargará y se agravará, configurándose probablemente como el conflicto sindical más importante de los últimos años en la provincia.

La Multisectorial está conformada por organizaciones de diversa extracción: partidos, movimientos sociales, organizaciones estudiantiles, centros vecinales, agrupaciones territoriales, gremios y organismos de Derechos Humanos. Muy pocos sindicatos -Judiciales, Luz y Fuerza, ambas CTA, Gráficos y Camioneros- manifestaron su adhesión a la lucha de los municipales, y llamó la atención la sugestiva ausencia de compromisos orgánicos de otros gremios importantes, tales como el de empleados públicos (SEP) y docentes (UEPC), que se encuentran alineados con el delasotismo.

El punto en común de la heterogénea convocatoria se hizo visible en cada una de las intervenciones realizadas: la resistencia a las políticas privatistas y precarizadoras propias del neoliberalismo. El fantasma de los noventa recorrió el local del SUOEM, siendo enfrentado por la unidad en la acción y en las calles, en algo que quizás sea todo un signo de los tiempos por venir.

Juan Santillán, desde Córdoba

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas