Economía

19 noviembre, 2015

Bloomberg, Wall Street y la campaña electoral

La agencia de noticia Bloomberg elaboró un artículo sobre el futuro de la economía argentina. El valor del dólar, los efectos sobre la inflación y el proyecto económico de las firmas extranjeras.

La agencia de noticias Bloomberg, dedicada a brindar información y todo tipo de análisis financieros, publicó este martes 17 en su portal web una nota en donde se hace eco de lo que puede ocurrir en la Argentina ante el recambio presidencial del próximo 10 de diciembre.

La compañía fundada por Michael Bloomberg da por descontada una futura devaluación del peso, ubicándolo alrededor del actual valor del dólar blue, y señala como se preparan algunas empresas multinacionales ante este cambio de escenario.

Según el artículo, Coca-Cola, Telefónica S.A o Clorox se pueden ver afectados por una devaluación en tanto tienen dinero acumulado en pesos debido a los controles de divisas. Esta suma, se indica siguiendo a la consultora Elypsis, es de alrededor de ocho mil millones de pesos que no pudieron ser girados a sus países de origen.

Sin embargo, acto seguido se sostiene que estas compañías no solo desglosan sus ingresos por región y no por país, así como evitan señalar la cantidad de dinero invertido en cada uno de ellos, sino que “tampoco está claro si las empresas cubren su exposición al peso, una medida que podría mitigar las pérdidas de una devaluación”.

Esta cobertura empresarial, se destaca también, viene por el lado de los costos en moneda local, mientras las operaciones se realizan en dólares. “Los exportadores que han retrasado el envío de bienes en el extranjero con la esperanza de un mejor tipo de cambio desatarán una lluvia de comercio”, indican desde Bloomberg, así como siguiendo los dichos de un directivo de Prosegur terminan por apuntar: “El impacto de una devaluación sería mitigado por el ajuste por inflación”.

Bajo el esquema apuntado por Bloomberg aparecen no solo las expectativas, sino ante todo el proyecto económico que el gran empresariado espera tenga la Argentina a partir del 10 de diciembre.

Los directivos consultados por el portal de noticias financiero sinceran los tópicos centrales que sostienen se debe modificar después de un década larga de kirchnerismo, y expresan abiertamente lo que muchas veces el establishment local y los economistas a diario consultados, sostienen de forma velada.

“Hay mucha expectativa hacia delante, no estamos imaginando que en el 2016 sea Disney World, pero estamos preparados para los retos del futuro”, finaliza la nota de Bloomberg, con una cita que corresponde a Alejandro Díaz, director general de la sección argentina de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

El programa económico así trazado pretende reformular la relación entre Estado y economía que el kirchnerismo tibiamente se atrevió a modificar. Liberalización del mercado cambiario, unificación del tipo de cambio, eliminación de toda regulación estatal sobre la actividad financiera, son algunos de los elementos que resaltan.

Señalado como uno de las mayores cargas que deja la actual administración, no es casual la referencia realizada sobre el giro de utilidades. Hasta el año 2012, cuando se pudieron ver los efectos del mal llamado “cepo cambiario”, la remisión de utilidades de la cúpula empresarial (las 200 empresas de mayores ventas anuales del país, excluyendo las firmas agropecuarias y financieras) fue durante la posconvertibilidad en promedio del 72% anual sobre la inversión extranjera directa, remisión de utilidades que excluye la fuga de capitales. Su influencia sobre la desaparición del superávit en cuenta corriente y la caída de reservas llevó al gobierno adoptar las restricciones anteriormente señaladas.

Por otro lado, los directivos consultados por Bloomberg sinceran de manera abierta los efectos que una devaluación tendría sobre el traslado a precios y la recomposición de una elevada tasa de ganancia a fuerza de un aumento de la inflación, que emparejaría los precios locales con los internacionales. Estos efectos ya se comenzaron a ver en rubros como el alimentario y la siderurgia, donde actores de peso comenzaron a hacer valer su posición de mercado.

Change, troco, cambio

La discusión sobre el valor del dólar no solo ganó una parte importante de la campaña electoral, también estuvo y está presente a nivel internacional, desde la publicación de Bloomberg hasta las operaciones y las expectativas que se manejan en Wall Street. Mientras la agencia de noticias norteamericana retoma las diferentes cotizaciones del dólar oficial, el blue y el contado con liquidación, extrayendo como conclusión que el próximo gobierno tendrá una moneda local débil, en Wall Street la euforia por un triunfo de Mauricio Macri, que dan por descontado, llevó a que los contratos por dólar futuro que el Banco Central ofrece a $10,28 se negocien a $16,04.

El valor de la moneda estadounidense es el mismo que el señalado tiempo atrás por Carlos Melconian, asesor económico de Cambiemos, cuando apuntó que el mismo se debía ubicar entre los $15 y los $16.

El eufemismo del “sinceramiento de la economía” se completa con aquel otro discurso que economistas vinculados al establishment recitan como un mantra: los efectos de la megadevaluación no se harían sentir porque el conjunto de la economía ya trabaja bajo el esquema de los precios del dólar blue. La marcha cotidiana de la economía y las declaraciones recogidas por Bloomberg parecen cotejar otra cosa.

El inesperado resultado de las elecciones del domingo 25 de octubre y la posibilidad de una victoria electoral del macrismo el próximo domingo 22 disparó todo tipo de conjeturas, opiniones y operaciones. Actores económicos de peso se preparan para desmontar el andamiaje que desde el Estado el kirchnerismo supo construir.

Aun garantizando enormes ganancias empresariales, sin modificar la matriz productiva, ni revertir los procesos de concentración y extranjerización de la economía, el establishment local asistió horrorizado a la política económica de la última década, ahora sienten, es su turno.

Leandro Navarro – @navarro_lean

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas