América Latina

16 octubre, 2015

Policía reprimió a estudiantes movilizados en Chile

Este jueves 60 mil estudiantes se movilizaron por las calles de Santiago de Chile para exigir avances en la gratuidad de la educación. Los carabineros reprimieron con gases, carros hidrantes y perros. Algunos estudiantes respondieron a la violencia policial a los piedrazos.

Este jueves 60 mil estudiantes se movilizaron por las calles de Santiago de Chile para exigir avances en la gratuidad de la educación. Los carabineros reprimieron con gases, carros hidrantes y perros. Algunos estudiantes respondieron a la violencia policial a los piedrazos.

La movilización de estudiantes universitarios y de secundaria comenzó como es costumbre en Plaza Italia de Santiago y terminó en la calle Echaurrén. “Hemos demandado todo el año una reforma educacional transformadora”, dijo la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Valentina Saavedra.

Convocada bajo la consigna “Gratuidad sin transformar no es avanzar” la movilización buscó denunciar que las reformas anunciadas por el Gobierno de Michelle Bachelet no representan ningún cambio estructural. Por esta misma razón indicaron que seguirán sus protestas hasta ser escuchados.

La mandataria promueve una ley de reforma educativa que contempla la creación de unos 260 mil puestos gratuitos para quienes aspiren ingresar a la universidad, lo cual es considerado insuficiente para el estudiantado, sobre todo porque no se modifica la lógica estructural de privatización y arancelamiento.

A mediados de año los estudiantes habían presentado el “Programa del Movimiento Estudiantil” que plantea una reforma educativa mediante la desmunicipalización de la enseñanza escolar, la constitución de una estructura de financiamiento especial para la educación pública en todos los niveles y la estabilidad laboral de los funcionarios del sector, entre otras iniciativas.

“Dos de los puntos son de contextualización y forma de proceder del movimiento estudiantil, y la necesidad de llegar a acuerdo entre los distintos niveles sociales para llegar a lo que todos queremos mientras que los otros siete son sobre lo que queremos lograr, como el financiamiento público, la necesidad de condiciones laborales estables y una carrera que dignifique la carrera docente”, explicó Saavedra en su momento.

La dirigente estudiantil añadió que “trabajar juntos nos da más fortaleza y nos da más fuerza para presionar a un gobierno que no está construyendo las reformas con la participación de la comunidad”.

Hay que recordar que desde la década del 80 bajo la dictadura de Augusto Pinochet y luego bajo la democracia la educación chilena sufrió un progresivo proceso de privatización. Hoy la Universidad de Chile, principal universidad pública del país, solo recibe el 8% de su financiamiento de parte del Estado. «Las universidades, bajo la lógica del autofinanciamiento, han debido acomodarse al mercado para sobrevivir. Aparecen así fenómenos como el aumento sostenido de aranceles, la venta de conocimiento y la flexibilización laboral», explicó Francisco Parra en este portal.

Asimismo, en la educación primaria y secundaria operó la misma lógica: disminución de aportes del Estado, descentralización (escuelas pasaron a los municipios) y priorización en el crecimiento de la educación privada.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas