Europa

9 octubre, 2015

Cataluña: La CUP exige medidas “irreversibles” hacia una república

La candidatura que puede dar mayoría absoluta a los independentistas reclama definir el “qué” y el “cómo” se construye la república catalana antes de definir “quién” la preside.

La candidatura que puede dar mayoría absoluta a los independentistas reclama definir el “qué” y el “cómo” se construye la república catalana antes de definir “quién” la preside.

La Candidatura d’Unitat Popular (CUP) no modifica su postura sobre la investidura del nuevo gobierno de la Gerenalitat de Catalunya. La diputada electa Anna Gabriel, sin nombrar al actual presidente catalán, Artur Mas, aseguró: “Fiamos el futuro del país a su contenido y no a una persona”.

En una conferencia titulada “Para gobernarnos, luchamos por la república”, la organización independentista y anticapitalista, advirtió este jueves que quiere acordar el qué y el cómo se construye el nuevo Estado catalán, antes del quién. Los tres ejes “irreversibles” son: ruptura democrática, proceso constituyente y plan de choque de urgencia social.

“Disculpen las molestias -afirmó Gabriel- no habrá gobierno autonómico, habrá un gobierno de transición a la república y queremos hablar de qué, de cómo y del cuándo”.

La CUP exige, antes de definir el nuevo gobierno, una ruptura con la legalidad española vigente. Esta ruptura debe comenzar por no atacar las sentencias del Tribunal Constitucional. «No pensamos obedecer ninguna decisión del Tribunal Constitucional», afirmó el diputado electo, Benet Salellas. “Tenemos que declarar institucionalmente la absoluta incompetencia del Tribunal Constitucional porque su presidente es militante del PP”, recordó.

“No reconoceremos a quien decide anular la protección de la pobreza, del derecho a la vivienda o al derecho de dormir caliente en invierno”, añadió el diputado en relación a la suspensión hecha esta semana por el Constitucional a una norma catalana contra la pobreza energética y la protección a las personas que han contratado créditos y préstamos hipotecarios.

Para Eulàlia Reguant, número cuatro de la lista, «la cuestión nacional y la social van de la mano y son lo mismo». Por eso presentó el plan de choque que, según la legisladora, supone «un desafío a políticas de la deuda y la austeridad». Entre las medidas, destacan la paralización de privatizaciones, atención sanitaria universal y gratuita, renta mínima vital y el freno de desahucios.

Por su parte, Antonio Baños, cabeza de lista de la candidatura, afirmó que el nuevo parlamento catalán deben convertirse en una asamblea constituyente que integre la participación de la gente. “La independencia no puede ser sólo un cambio de bandera, ni una transacción entre élites que limite la participación política”, aseguró. “Ésta es una ocasión irrepetible para hacer de forma ejemplar y referencial un nuevo modelo de Estado participativo”, agregó Baños, en el que se dé “poder a las instituciones populares”.

En los últimos comicios catalanes Junts pel Sí, la lista independentista de Artur Mas, obtuve 62 escaños. Para alcanzar la mayoría absoluta (68 parlamentarios) necesita sumar los diez conseguidos por la CUP.

El próximo 26 de octubre es la fecha límite para la sesión constitutiva del parlamento catalán. El primer debate de investidura debe ser antes del 9 de noviembre. En esta primera votación se necesita mayoría absoluta. A partir de la segunda votación el candidato necesita mayoría simple, para eso, Artur Mas, debería contar al menos con dos votos de la CUP. Si en el plazo de dos meses ningún candidato consigue respaldo suficiente se convocarán nuevas elecciones.

Luciano Coccio, desde Barcelona – @LuchismoD

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas