África

22 septiembre, 2015

Panorama Africano

Esta semana llega una nueva entrega del Panorama Africano de Notas – Periodismo Popular. El mejor resumen de noticias sobre la situación social, política y económica del continente negro.

Esta semana llega una nueva entrega del Panorama Africano de Notas – Periodismo Popular. El mejor resumen de noticias sobre la situación social, política y económica del continente negro.

Golpe de Estado en Burkina Faso parece llegar a su fin

Burkina FasoEl pasado miércoles 16 la guardia presidencial de Burkina Faso irrumpió durante una sesión del Consejo de Ministros y detuvo al presidente Michael Kafando y al primer ministro, Isaac Zida.

Mediante un comunicado los golpistas anunciaron la conformación del Consejo Nacional de la Democracia (CND) que gobernaría el país en reemplazo del gobierno depuesto. Mediante un comunicado condenaron la gestión del Gobierno de transición y las medidas que adoptó, entre las que figura la ley electoral, que rechaza las candidaturas de los afines al expresidente Blaise Compaoré, quien renunció tras masivas manifestaciones callejeras a finales del 2014.

«La ley electoral, hecha a medida para ciertos individuos y denunciada por las autoridades y las organizaciones de derechos humanos, se camufla como una herramienta para negar a nuestro pueblo unos valores fundados en el espíritu de la justicia, la igualdad y la tolerancia», añadió el mensaje televisado.

La sublevación fue encabezada por el general Gilbert Diendéré, antiguo jefe del Estado Mayor de Compaoré.

Inmediatamente la condena internacional se hizo escuchar tanto desde distintos países africanos como así también la Unión Europea y las Naciones Unidas. «Este incidente es una violación flagrante de la Constitución y la Carta de transición de Burkina Faso», sostuvo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Por su parte el presidente del parlamento de Burkina Faso, Moumina Cheriff Sy, desconoció el golpe militar y se proclamó al frente del Ejecutivo hasta que el presidente y el primer ministro sean liberados.

El viernes la guardia presidencial accedió a liberar al presidente Kafando, pero mantuvo al primer ministro Zida en prisión domiciliaria. En paralelo crecieronn las manifestaciones en las calles que se sostienen hasta hoy con un saldo de diez víctimas fatales a manos de los golpistas.

En ese contexto una delegación de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao), de la cual Burkina Faso forma parte, encabezada por el mandatario senegalés, Macky Sall arribó al país para dialogar con las partes.

Así este lunes se anunció un principio de acuerdo para restaurar al presidente y conceder amnistía a los participantes en la conspiración antigubernamental. La solución planteada incluye posponer las elecciones legislativas y presidenciales, previstas para el 11 de octubre y realizarlas el 22 de noviembre, al mismo tiempo que elimina la exclusión de las candidaturas de simpatizantes del ex presidente Campaoré.

No obstante, fuerzas del ejército leales al gobierno depuesto anunciaron que avanzarán sobre la capital y reclamarán la inmediata rendición de los comandados por Diendéré. El escenario está abierto.

Burkina Faso tenía previsto celebrar elecciones en octubre para finalizar la transición iniciada hace un año, tras las protestas que concluyeron con casi tres décadas de mando de Compaoré, quién asumió el poder tras el asesinato de uno de los líderes más importantes de los procesos de liberación africana, Thomas Sankara.

Ex presidente de Mozambique intercede en el diálogo político

MozambiqueLa nación del sudeste africano se encuentra hace varias semanas atravesada por una tensión entre la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo), principal agrupamiento opositor, y el gobernante Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo).

El escenario de confrontación entre estas dos organizaciones -que protagonizaron una guerra civil desde la independencia del país en 1975 hasta 1992- se vio agudizado a principios de mes cuando la Renamo anunció que comenzaría a ejercer el gobierno en seis provincias donde se proclamó ganadora de las elecciones (contrario a lo que indicó el conteo de votos), al tiempo que informaba la apertura de un nuevo cuartel general.

Por ese entonces el presidente del país, Filipe Nyussi (Frelimo), había convocado al líder de la Renamo, Afonso Dhlakama, a retomar el diálogo entre las partes. Pero este último rechazó la convocatoria luego de haber abandonado el prolongado proceso de diálogo que mantenía con el Ejecutivo sin que su principal objetivo, la desmilitarización de esa organización opositora, se haya alcanzado.

Fue entonces que el ex presidente mozambiqueño Joaquim Chissano, se ofreció a mediar entre las partes. «Nyusi y Dhlakama deben reunirse para discutir cosas que parecen imposibles, incluso aquellas que parecen inconvenientes. Solo si se encuentran pueden hablar», indicó.

Finalmente Dhlakama declaró este lunes a los medios: «Hablé con Chissano unos 20 minutos el día 14, y comuniqué que digan a Nyusi que estoy dispuesto a hablar, siempre y cuando haya una agenda concreta para una alternancia de gobierno en el país».

Asimismo aseguró que todo «evoluciona bastante y en breve algo podremos anunciar datos y agenda» del diálogo.

Designan nuevo primer ministro en Guinea-Bissau

Guinea-BissauLuego de más de un mes de acefalía, provocada por la destitución del primer ministro Domingo Simões Pereira por orden del presidente, José Mario Vaz, Guinea-Bissau designó un nuevo titular a cargo del Ejecutivo.

El veterano político de 81 años Carlos Correia, quien fue primer ministro en tres ocasiones, fue designado por el jefe de Estado y aprobado por el partido gobernante, el Partido Africano de la Independencia de Guinea y Cabo Verde (Paigc).

Por su parte el actual líder del Paigc y depuesto primer ministro Simões Pereira, dijo a la prensa que declinó regresar al puesto para buscar una salida al conflicto.

El expresidente nigeriano Olesegun Obasanjo, mediador designado por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) para la crisis política en Guinea-Bissau señaló a su vez que «el presidente y el nuevo primer ministro reconocieron la necesidad de la colaboración, cooperación, consulta y diálogo». Por ello propuso «un pacto de estabilidad» que deberá ser suscrito por partidos políticos, el presidente del país, el titular del Parlamento, el primer ministro y la sociedad civil.

La crisis política fue provocada por la destitución del gobierno de Simões Pereira el 12 de agosto, al alegar el gobernante incompatibilidades personales así como casos de corrupción y nepotismo. Sin escuchar los reclamos del Paigc, el presidente del país nombró entonces como primer ministro a Baciró Djá, quien fue obligado a renunciar por orden del Tribunal Supremo de Justicia.

El órgano superior judicial consideró inconstitucional el nombramiento de Djá y determinó que Vaz devolviera el poder al Paicg para que indicara el nuevo jefe de gobierno lo que finalmente sucedió la semana pasada.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas