Nacionales

4 septiembre, 2015

Detenido, pide licencia el “intendente reincidente” de Cruz del Eje

El pasado miércoles 2 de septiembre, el intendente Francisco Esteban, que cumple prisión domiciliaria por casos de corrupción, envió al Concejo Deliberante un pedido de licencia por estar detenido y, por lo tanto, no poder ejercer el cargo.

Según el último censo (2010), Cruz del Eje es una ciudad de más de 30 mil habitantes. Ubicada a menos de 150 kilómetros de la ciudad de Córdoba, hacia el noroeste, es conocida por ser centro de la “Cuenca del Sol”, como se denomina la región por su clima, y por ser la “Capital Nacional del Olivo”.

Desde hace dos semanas, el municipio es noticia en la provincia (con repercusiones nacionales), ya que la Justicia resolvió detener al intendente por numerosas irregularidades relacionadas con la organización de la “Fiesta Nacional del Olivo”. El pasado miércoles 2 de septiembre, el intendente Francisco Esteban, que cumple prisión domiciliaria, escribió un nuevo capítulo de la novela al enviar al Concejo Deliberante un pedido de licencia por estar detenido y, por lo tanto, no poder ejercer el cargo.

¿La primera vez nunca se olvida?

El 20 de agosto del presente año, y por segunda vez, Esteban debió dejar su cargo por estar preso. Sin embargo, su prontuario no acababa ahí. El primer escándalo se remonta al año 1995, cuando el entonces ministro de Educación de la Provincia, Juan Carlos Bocco, firmó la resolución 351 para permitir que el hijo del ahora detenido jefe comunal pasara de año en la secundaria adeudando tres materias (cuando no debían ser mas de dos). Esta resolución fue anulada posteriormente, y el ministro fue denunciado por abuso de autoridad, aunque logró eludir la Justicia en virtud de sus fueros parlamentarios como senador provincial.

En 1987, Esteban había logrado llegar a la intendencia por la UCR y permaneció en el cargo hasta que fue condenado en 1998 por “desvío de fondos públicos”. La Cámara del Crimen de Cruz del Eje dictaminó “administración fraudulenta, peculado de trabajo y servicio y abuso de autoridad”, y le aplicó una pena de cuatro años y medio de prisión. Además, se encontró culpable a su esposa, María Elena “Malena” Luna, que se desempeñaba como secretaria de Promoción Social del municipio.

Esa fue su primera vez. El caso tuvo repercusión nacional y muchos analistas asumieron que sería el fin de su carrera política. Sin embargo, parece que la política –a veces– da revancha, y el tiempo –a veces, también– borra las heridas.

Se va la segunda… Reincidente el intendente

Pasaron los años, pero “Beto” -como lo conocen en el municipio- nunca se alejó de la política. En el año 2011 volvió a presentarse a elecciones para la intendencia y fue reelegido. Una de sus primeras medidas fue avanzar con la entrega irregular de la organización de la “Fiesta Nacional del Olivo” a una “comisión permanente” dirigida por su esposa.

El caso comenzó a ser investigado y otra vez fueron apareciendo delitos evidentes, como lo demostró un programa de televisión. La Justicia terminó confirmando los hechos y el 18 de agosto último se dictó la orden de detención del intendente, su esposa y funcionarios cercanos. Durante dos días Esteban estuvo prófugo, pero luego se entregó. Esa fue su segunda vez.

Otra vez sopa

Desde el 20 de agosto, Esteban se encuentra detenido con prisión domiciliaria debido a su edad avanzada. Sin embargo, no parece querer dar marcha atrás en su accionar. Desde el día en que se entregó, su abogado Miguel Ortiz Pellegrini declaró en diversos medios que se trataba de una jugada y persecución política y de un golpe de Estado impulsado por el fiscal. Asimismo, Esteban declaró ser inocente y confiar en que rápidamente volvería a estar libre para poder presentarse en las próximas elecciones y ganarlas nuevamente.

Como parte de esta estrategia, este miércoles envió un pedido formal de licencia por 12 días hábiles argumentando su imposibilidad de seguir cumpliendo el rol de intendente al no poder salir de su casa. Ante esto, Fernando Bazán, que ocupa el cargo de manera interina, y varios miembros del Concejo Deliberante, mostraron su sorpresa y manifestaron dudas sobre cómo responder a dicha solicitud.

Frente a esta situación se abrieron dos grandes interpretaciones. Por un lado, diversos medios y analistas han planteado el caso como una particularidad extraordinaria que roza el ridículo. Por otra parte, se ha visto el caso como muestra de la regla y no de la excepción, más allá de la gravedad que entraña.

Este último planteo se basa en realizar análisis comparativos con diversos casos de otros municipios. El concepto de “casta política” viene ganando terreno entre los estudiosos de la Ciencia Política y serviría para entender este tipo accionar en distintas partes del mundo.

Sea visto como un ejemplo de “realismo mágico” o como un “botón de muestra”, lo cierto es que la población de Cruz del Eje ha visualizado la manera de gobernar de este intendente reincidente y de su familia. El resto, lo que suceda de ahora en más, nadie se anima a predecirlo con certeza.

Mariano Schejter. desde Córdoba

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas