Nacionales

25 agosto, 2015

«En 2011 también hubo urnas quemadas, pero no de esta magnitud»

A partir de los incidentes denunciados durante las elecciones en la provincia de Tucumán el domingo pasado Radio Sur entrevistó a Sebastian Pizzarello de la Agencia de Prensa Alternativa quién relató los acontecimientos y dio su mirada de los hechos.

A partir de los incidentes denunciados durante las elecciones en la provincia de Tucumán el domingo pasado Radio Sur entrevistó a Sebastian Pizzarello de la Agencia de Prensa Alternativa quién relató los acontecimientos y dio su mirada de los hechos.

Este martes comenzará el recuento definitivo y allí se incluirá el conteo de las urnas que no fueron incluidas (cerca de un 20%) en el resultado provisorio que dio como ganador al candidato del oficialismo, el kirchnerista Juan Manzur.

A esto se suma que el lunes por la noche manifestantes se movilizaron ante la casa de gobierno provincial para repudiar los hechos de violencia y las denuncias de fraude. Allí fueron violentamente reprimidos con gases lacrimógenos y balas de goma por la policía local.

– ¿La situación es tan crítica como la pintaron algunos medios que dicen que se quemaron más de 40 urnas y hubo agresiones a tiros?

– Fue un caos. Fue una elección bastante complicada sobre todo en las localidades del interior donde hubo distintos conflictos. Por ejemplo se quemaron urnas, hubo corridas, escuelas donde se apagó la luz en medio del escrutinio. Hay militantes del Partido Obrero que fueron detenidos en la localidad de Cruz Alta y no se sabe la razón.

Además hay alrededor de 300 telegramas que deben revisarse porque están impugnados y la Justicia Electoral no los puede procesar.

También el Acuerdo por el Bicentenario -frente conformado por la UCR, el PRO, el Frente Renovador y un sector del FPV que llevaba a José Cano como candidato- anunció que va a presentar una impugnación del escrutinio provisorio.

Es una situación de mucha confusión, con mucha manipulación de la información y me parece que la primera conclusión es que esto ha sido responsabilidad, por supuesto, del partido gobernante que tiene la responsabilidad de garantizar unas elecciones transparentes pero también del principal frente opositor que ha colaborador a esta confusión generalizada.

– ¿Se esperaba una elección de estas características o fue una sorpresa?

– Es algo que se veía venir. Primero por el sistema de acoples que hay en Tucumán. Es algo parecido a lo que fueron las colectoras en Buenos Aires.

Son sistemas electorales donde cada partido, cada candidato a gobernador, puede llevar la cantidad de candidatos a legisladores o concejales que quiera. Hubo partidos como el FPV que llevaron más de 120 acoples. Creo que el Acuerdo por el Bicentenario alrededor de 80.

Eso significa que hubo más de 25 mil personas que fueron candidateadas en estas elecciones con la complejidad que eso significa y lo que se pone en juego: el poder territorial y punteril en los barrios. Todo un aparato que opera muy fuerte y no está dispuesto a perder sus posiciones de privilegio.

Hay que recordar que en 2011 ya pasó algo así. También hubo urnas quemadas, incidentes, pero no de la magnitud de estas elecciones que tenía como novedad la posibilidad de que el «alperovichismo» -que hace 12 años gobierna Tucumán- pierda. Que de hecho pasó en dos municipios muy importantes: la capital donde ganó el Acuerdo por el Bicentenario y el otro es en Yerba Buena que es una localidad tradicionalmente crítica pero donde venían ganando igual.

También en algunas localidades del interior está por definirse y depende de como se resuelvan los problemas que hubo.

Pero se jugaba mucho en estas elecciones justamente por la polarización que se venía planteando. Era algo previsible y que se debería haber trabajado para evitarlo.

– ¿Dijo algo el gobernador actual, Jorge Alperovich, sobre esta situación?

– Cuando acudió a votar dijo que las elecciones estaban desarrollándose de manera transparente. Por su parte Daniel Scioli también vino a la provincia pero no pudo hacer un acto para consagrarse ganadores por la situación que se estaba viviendo. Ese sea quizás el dato más elocuente.

¿Cómo se avanza respecto a las urnas quemadas? ¿Se cuentan los votos que hay y se declara un ganador?

– Hasta el momento la Junta Electoral no ha sido clara. En algunas localidades se va a volver a votar porque no se pueden contar esas urnas. Son elecciones que también eligen delegados comunales además.

De todas formas lo que de ahora en más tiene que pasar es, sin dudas, una reforma del sistema electoral que por lejos demuestra que no es representativo de la voluntad de la mayoría.

Queda de manifiesto con estas elecciones que ganan los que pueden manejar un aparato político y territorial con magnitudes que son inalcanzables para las alternativas populares. De hecho la polarización fue tal que las opciones más progresistas no alcanzaron ni siquiera el 1%.

Y eso tuvo que ver no solo con las falencias de esas listas si no también con la imposibilidad de garantizar comicios más o menos transparentes.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas