Nacionales

29 julio, 2015

La justicia dio marcha atrás con el tope de 25 boletas para las elecciones bonaerenses

Luego de la polémica generada por la decisión del juez Laureano Durán de establecer un máximo de repartir 25 boletas de cada lista por mesa de votación, finalmente la Justicia debió dar marcha atrás y aumentar ese número.

Luego de la polémica generada por la decisión del juez Laureano Durán de establecer un máximo de repartir 25 boletas de cada lista por mesa de votación, finalmente la Justicia debió dar marcha atrás y aumentar ese número.

Este lunes el magistrado Durán, a cargo del juzgado federal 1 de La Plata, dispuso un límite a la cantidad de boletas a repartir el 9 de agosto en cada urna. Según la resolución judicial, en las PASO se entregarían 25 boletas de cada lista por mesa de votación.

La decisión generó el rechazo de un amplio espectro de partidos políticos y candidatos (que llegó incluso a presentaciones judiciales). Desde agrupamientos más chicos que manifestaron la imposibilidad de abarcar la fiscalización de las más de 34 mesas y cinco mil lugares de votación, hasta el propio jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que consideró el fallo como «un despropósito».

Frente a este panorama la Cámara Nacional Electoral revocó el fallo. Fue entonces que el juez Durán acordó con los apoderados de todos los partidos que se presentan en la Provincia de Buenos Aires aumentar el tope a 50 boletas por cada mesa y partido.

Esto fue ratificado por un comunicado de la Dirección Nacional Electoral (DNE) donde se aclara que hubo un diálogo entre el magistrado y el titular de la DNE, Alejandro Tullio. “A raíz de dichos intercambios entre los funcionarios, el Juez Federal Durán convocó a una audiencia con los apoderados de las agrupaciones políticas, en la cual convinieron que las mismas podrán entregar entre 25 a 50 boletas por urna de acuerdo a una votación”, apunta el texto.

«La decisión que habíamos tomado tenía que ver con la realidad de la Secretaría Electoral de la Provincia de Buenos Aires. La Cámara dejó sin efecto esa resolución pero cambiando las circunstancias, instando al Poder Ejecutivo a que nos provea de mayores instalaciones y personal», resaltó el magistrado Durán para explicar los alcances de la medida.

El funcionario judicial agregó a su vez que las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) «son atípicas a todas las que hubo» debido a que «al menos se duplicaron las combinaciones en cada uno de los partidos». «Más o menos vamos a distribuir 70 millones de boletas», estimó.

El día martes, antes de que se revocara el tope de 25 boletas, Tullio había señalado que “se quiere hacer una operación política de una cuestión logística. La decisión del juez no coarta ningún derecho de los partidos políticos, no limita ningún tipo de posibilidad de que se repongan las boletas”.

De acuerdo con el funcionario lo que hizo el juez fue «establecer que, por la cantidad de candidaturas, el Estado les ofrece a los partidos políticos colaborar hasta acá y, a partir de ahí, se cumple la ley”.

A su vez explicó que la ley electoral vigente “pone en cabeza de los partidos políticos la responsabilidad de proveer las boletas, para lo cual el Estado les deposita el dinero para imprimirlas y distribuirlas” en las 34 mil mesas de los cinco mil establecimientos de votación en la provincia de Buenos Aires.

“Nos podrán decir que hay partidos que no tienen fiscales en todas las mesas. No importa, para eso está la figura del fiscal general, uno por escuela”, agregó.

Sin embargo Tullio desconoce (o decidió desconocer) que son muy pocos los partidos que pueden abarcar, incluso, los cinco mil lugares de votación.

Graficos CIPPEC 2Tal como reseñó Notas, el estudio “Elecciones 2013. Mitos, hechos e interrogantes sobre la fiscalización electoral en el conurbano bonaerense”, elaborador por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) demostró que en 2013 solo el Frente para la Victoria y el Frente Renovador (que contaba en ese entonces con el respaldo de muchos intendentes del justicialismo) lograron tener fiscales en todas las urnas.

Ninguna de las demás listas pudo hacerse presente en más del 50% de los lugares de votación y/o el 26% de las mesas. En el otro extremo, el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) fue el agrupamiento político que menos espacios pudo cubrir llegando al 5% de los lugares de votación y el 1% de las mesas.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas