Cultura

28 julio, 2015

La lluvia es también no verte: emoción y búsqueda de justicia

La semana pasada se estrenó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y Córdoba, con el apoyo del INCAA, el documental La lluvia es también no verte, primer largometraje de la directora Mayra Bottero. Este film se convirtió, también, en la primera película sobre la masacre de Cromañon.

La semana pasada se estrenó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y Córdoba, con el apoyo del INCAA, el documental La lluvia es también no verte, primer largometraje de la directora Mayra Bottero. Este film se convirtió, también, en la primera película sobre la masacre de Cromañon.

Ocurrida el 30 de diciembre del año 2004 en el barrio de Once de la CABA, generó infinitas interpretaciones, muchas diversas, algunas incluso opuestas. Como dice la sinopsis oficial de la película, la misma se presenta como un “documental acerca de una de las luchas sociales más importantes de los últimos diez años: la búsqueda de justicia que iniciaron sobrevivientes y familiares de víctimas de Cromañón”, donde murieron 194 personas por culpa de la impunidad y la corrupción en democracia. A partir de los relatos sobre la historia transcurrida desde entonces, el film se pregunta: «qué nos impulsa a construir futuro cuando perdimos lo que más amamos”.

Esta película se enmarca en lo que se denomina una nueva etapa del cine argentino. Si en la “primavera democrática” hubo un cine nacional maximalista, de grandes ideales como Un lugar en el mundo y después, durante la década neoliberal se pasó a desarrollar un cine de carácter más minimalista como Historias mínimas, esta producción representa un nuevo enfoque que busca superar esos modelos contrarios.

La lluvia es también no verte forma parte del conjunto de películas que en la actualidad se están produciendo y que nuevamente abordan temas políticos-sociales. En este sentido, las primeras proyecciones fueron acompañadas por intercambios-debates con la directora, una productora y una sobreviviente, quienes se hicieron presentes en la mayoría de las funciones.

Lo ineludible

Siendo la primera producción audio-visual sobre el tema, en el desarrollo de la película, pero también en las primeras repercusiones aparece un debate ineludible: ¿Callejeros es culpable, responsable o inocente?

Si bien la directora declaró en diversas ocasiones su postura y la misma se ve reflejada en la película, es indudable la intencionalidad de descentrar el debate y poner el foco en cuestiones más “estructurales” o “de fondo”. Durante los 94 minutos del film es notoria la tendencia a plantear cierta responsabilidad de la banda. Sin embargo, se muestran entrevistas con diferentes posturas ofreciendo pluralidad de miradas y buscando orientar la atención hacia la lucha por justicia de otra manera. Porque se deja claro que a pesar de la situación de los integrantes de Callejeros y de las diversas “idas y vueltas” en la justicia “las (principales) ratas que estafan y zafan”, siguen libres.

Lo más importante

Como plantea la sinopsis, la película hace un repaso histórico de la lucha de los sobrevivientes y familiares de víctimas, pero con la mirada puesta en el futuro, con la explicita búsqueda de sacar lecciones. De allí que se indague constantemente sobre las razones de lo sucedido, hurgando en la multi-causalidad a fin de que no se repita nunca más una situación como la de Cromañon. Por eso, en el desarrollo de la película se amplía la visión para reflexionar por ejemplo sobre la relación entre lo que sucedió aquella larga y oscura noche y otros “sucesos” como el choque de trenes en la estación de Once.

En definitiva, el film busca reflexionar sobre los problemas más sistémicos que permitieron que suceda este asesinato de 194 personas. Con variados momentos emotivos, convoca a pensar (nos) como sociedad. ¿Qué hicimos y que hacemos para que esto haya podido pasar? ¿Qué podemos hacer para que no se repita?

La película

La lluvia es también no verte se proyectará en los próximos días en los cines Artecinema y Gaumont de CABA. También se está evaluando una vuelta a Córdoba (donde ya se proyecto en Córdoba capital y Villa María) así como giras por varias provincias del país. En esos próximos pasos se jugará el recorrido que esta film pueda realizar a futuro.

A menos de una semana de su estreno ya se destaca la extendida publicidad lograda (si bien “militada a pulmón”). Desde mediados de julio, la directora ha estado hablando de su película en diversos programas de radio, televisión y en diarios de tirada nacional.

Sin embargo, quizás lo más llamativo hasta el momento fue el conjunto de los debates disparados. Algunos, como ya se ha mencionado, ineludibles. Otros, fundamentales. En fin, la película es un aporte a la reflexión, al compromiso y un estimulo estéticamente bello para seguir adelante para todo aquel que quiera seguir afirmando “que no se quede mi pueblo dormido, que ya no me engañen más ni jueguen conmigo”, como una elección esencial, de vida “por los sueños que se hundieron allá”.

Mariano Schejter

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas