África

27 julio, 2015

Panorama Africano

Como cada semana, una entrega del Panorama Africano de Notas – Periodismo Popular para aportar a la comprensión y análisis de la realidad del continente negro.

Como cada semana, una entrega del Panorama Africano de Notas – Periodismo Popular para aportar a la comprensión y análisis de la realidad del continente negro.

Nkurunziza se impone en las elecciones presidenciales de Burundi

BurundiFinalmente el actual mandatario del pequeño país del centro de África logró su objetivo de ser elegido para un tercer período. En medio de una crisis política brutal y con el boicot de varios candidatos opositores, el presidente de Burundi fue reelecto por el 69,41% de los votos contra 19% de su principal adversario, Agathon Rwasa.

El partido gobernante, el Consejo Nacional para la Defensa de la Democracia (CNDD-FDD) ya había triunfado cómodamente en las parlamentarias del 29 de junio por lo que el triunfo de Pierre Nkurunziza se daba casi por descontado. No obstante los comicios se llevaron a cabo en una situación absolutamente irregular.

Los problemas comenzaron el pasado 26 de abril cuando el jefe de Estado, pronto a concluir su segundo mandato, anunció que volvería a presentarse. Esto fue rechazado por los partidos políticos opositores ya que la Constitución burundiana permite una sola reelección y además supone una violación de los acuerdos de paz de Arusha que pusieron fin a la guerra civil (1993-2005).

Sin embargo el Tribunal Constitucional avaló la decisión de Nkurunziza, lo que desató violentas protestas causando más de 70 muertes y unas 150 mil personas desplazadas que huyeron del país. A su vez, durante el mes de mayo se llevó a cabo una fallida rebelión militar.

Este escenario llevó a los países de la Comunidad de África Occidental (CAO), la ONU y la Unión Europea consideren que no estaban dadas las condiciones para realizar los comicios por lo que retiraron sus observadores. Aun así, y a pesar del retiro de tres de los ocho candidatos presidenciales, las elecciones se llevaron a cabo y Nkurunziza asumirá para llevar a cabo un nuevo mandato de cinco años.

La población sursudanesa sometida a la epidemia del cólera y la subalimentación

Sudan del SurEl pasado 23 de junio el Ministerio de Salud de Sudán del Sur declaró oficialmente la existencia de una epidemia de cólera en el país. La misma se inició en la capital del país, Juba, y se ha extendido al Estado de Jonglei causando, hasta el momento, 40 víctimas fatales.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) destacó que «los esfuerzos para detener la expansión del cólera chocan con la difícil situación económica que atraviesa el país». Esa organización apuntó que «mucha gente ni siquiera puede comprar agua potable» y la bebe directamente del río Nilo, aumentando los riesgos de contagio. El año pasado, otra epidemia de la misma enfermedad dejó 167 muertos.

A esta situación sanitaria de por sí complicada se le suma que el 70% de la población está en peligro de sufrir inseguridad alimentaria tras 19 meses de guerra civil entre el ejército y los seguidores del ex vicepresidente Riek Mashar.

El jefe de la ayuda humanitaria de la ONU en Sudán del Sur, Stephen O’Brien, anunció que de cara a la próxima temporada de lluvias «7.900.000 personas de un total 11 millones y medio de habitantes, corre el riesgo de carecer de víveres o no tener posibilidades de recibirlos».

«Tras hablar con personas desplazadas en Juba, está claro que esta guerra brutal deja un balance devastador», declaró el funcionario.

Según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), más de dos millones de personas debieron abandonar sus hogares desde el comienzo de la guerra civil. Alrededor de un millón y medio se han visto desplazadas dentro del país y 730 mil huyeron a países vecinos, principalmente Etiopía que hospeda a más de un cuarto de millón de sursudaneses.

Obama hizo la primera visita oficial de un presidente de EEUU a Kenia

KeniaEl mandatario estadounidense, de ascendencia keniata, visitó el país de sus antepasados convirtiéndose en el primer jefe de Estado de los EEUU en hacerlo.

Durante su primer día participó de una cena con familiares en un lujoso hotel de Nairobi, la capital, pero el motivo central de su visita fue la intervención en la Cumbre Mundial de Emprendedores (GES, por sus siglas en inglés).

Allí Obama dijo que hace una década cuando estuvo en Kenia «todo era muy diferente, porque el país alcanzó un increíble progreso en ese período».

«Estoy orgulloso de ser el primer presidente de Estados Unidos que visita Kenya y obviamente es un asunto personal porque mi padre vino de estas tierras, donde tengo familiares, por eso llegué aquí a conocer el calor y el espíritu del pueblo de esta nación», señaló.

Luego rindió homenaje a las víctimas y sobrevivientes de los atentados de 1998 contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, donde murieron 229 personas, y se reunió con el mandatario del país anfitrión Uhuru Kenyatta. La agenda de discusión incluyó las relaciones económicas entre ambas naciones y la lucha contra el terrorismo.

Finalmente el domingo también brindó un discurso ante cinco mil personas en el estadio Safaricom Indoor Arena y por la noche partió hacia Etiopía, donde el se reunirá con el presidente, Mulatu Teshome, y hablará en la sede de la Unión Africana.

Senegal posterga el juicio contra el ex dictador chadiano Hissene Habré

SenegalLa justicia senegalesa decidió aplazar hasta el 7 de septiembre el comienzo del juicio contra el ex mandatario de Chad para que sus abogados, designados de oficio, puedan preparar la defensa. Esta será la primera vez que un ex presidente africano es llevado ante los tribunales.

En febrero de este año Senegal, país donde se exilió Habré cuando fue derrocado en 1990, decidió juzgar por “crímenes de guerra y contra la humanidad” al el ex dictador quien fuera detenido en 2013.

El gobierno de Dakar procesó al ex dictador chadiano presionado por la comunidad internacional, ya que previamente a ser detenido había vivido cómodamente durante más de dos décadas en el país. Para ello se creó un tribunal especial, conocido con el nombre de Cámaras Extraordinarias Africanas.

Hissene Habré, conocido como el “Pinochet africano”, tomó el poder mediante un golpe de Estado en 1982 y contó con el apoyo de Francia y EEUU, como un intento de contrapesar la influencia del entonces presidente de Libia, Muhammar Gaddafi.

Habré fue depuesto en 1990 por el actual presidente de Chad y ex comandante del ejército, Idriss Deby. De acuerdo con la acusación, durante la dictadura que duró ocho años fueron torturadas y asesinadas más de 40 mil personas.

El 26 de marzo de este año un tribunal de Yamena, capital de Chad, condenó a diez miembros del servicio de inteligencia del ex dictador. Siete fueron condenados a cadena perpetua y tres a 20 años de prisión.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas