América del Norte

13 julio, 2015

Grecia, Brasil y Puerto Rico en la mira de los fondos buitre

La petrolera Petrobras junto a Grecia y Puerto Rico se encuentran bajo el accionar de los fondos buitre. Crisis de deuda, litigios y negociaciones. Argentina como caso testigo.

Grecia, Puerto Rico y la empresa petrolera de origen brasilero, Petrobras, se encuentran bajo el acecho de los fondos buitre. Tanto el país boricua como el heleno enfrentan el accionar de estos capitales de riesgo, en una situación análoga a la vivida por la Argentina tras el default del año 2001 y la posterior reestructuración de la deuda externa.

Algunos de los fondos que se hacen presentes en estos tres países tienen nombres conocidos dentro del medio local, en la nómina se repiten NML Capital o NML Elliot de Paul Singer, Dart Management de Kenneth Dart y Aurelius de Mark Brodsky.

La dinámica de su accionar en siempre la misma: comprar deuda a precio de remate en los momentos de crisis, esperar futuras reestructuraciones, negándose a entrar en las mismas y llevar el conflicto ante los tribunales internacionales forzando un acuerdo favorable y sin ningún tipo de quita.

Dart y Singer sobrevuelan Grecia

La crisis económica desatada en Grecia, cuya deuda representaba para el tercer trimestre del año 2014 el 177% del Producto Interno Bruto (PIB), unos 317.094 millones de euros, comenzó a ser objeto de interés para los fondos buitre a partir del año 2012.

En marzo de ese año un grupo de inversionistas rechazó la reestructuración de la deuda griega por 206 mil millones de euros. De este total, los fondos buitre tenían unos 6.400 millones. El acuerdo de restauración y quita de deuda fue aceptado en aquel entonces por el 95,7% de los tenedores de deuda. A contramano de lo ocurrido en Argentina, el gobierno del primer ministro Lucas Papademos accedió a una negociación con estos fondos.

Mientras la mayoría de los inversores acordaban cobrar los bonos caídos por un 50% de su valor nominal, cuando estos se estaban canjeando por un monto cercano al 35% de su valor, Dart Management se negó a involucrase en esta operatoria y prefirió seguir el camino que tan buenos resultados le había dado en años anteriores.

Durante los años ’90 este fondo de inversión de riesgo hizo grandes negocios con las crisis de países como Perú y Brasil. Mientras en el primer caso obtuvo una ganancia del 400% en relación a su inversión, para el caso brasilero se embolsó unos 600 millones de dólares luego de la crisis del año 1993.

En el año 2012 comenzó a operar en Grecia, obteniendo tan solo en el primer pago efectuado por el país europeo en mayo de aquel año, unos 400 millones de dólares de un pago total de 436 millones.

De los nueve mil millones de euros en bonos que quedaron fuera de aquella reestructuración, entre tres mil y cuatro mil pertenecen a Dart y Singer. La operatoria es siempre la misma y por ello esperan la apertura de un nuevo proceso de negociación y quita de la deuda externa griega para litigar ante los tribunales y buscar un acuerdo que les permita cobrar el 100% del valor nominal de los bonos, junto a interés y punitorios.

Junto a la compra de estos títulos, los fondos buitre también buscan cobrar por otra ventanilla, la de los seguros contra default (CDS por sus siglas en inglés).

El caso Petrobras

La compañía petrolera brasilera enfrenta por estos tiempos un escándalo de corrupción que sectores opositores buscan vincular incluso con la presidenta Dilma Rousseff y cuyo alcance está lejos de poder vislumbrarse.

Esta situación pretende desde hace tiempo ser aprovechada por los fondos buitre, quienes comenzaron un proceso de compra de acciones, que en la actualidad alcanza entre un 5% y un 10% del total de la cartera de la empresa petrolera. Entre quienes se contaron en la operatoria está el fondo Aurelius, de Mark Brodsky, otro viejo conocido de la Argentina en el “juicio del siglo” ante los tribunales de Thomas Poole Griesa.

El objetivo de Aurelius es poder contar con el 25% del conjunto de los tenedores de deuda de la petrolera brasilera bajo ley de Nueva York, unos 54 millones de dólares, y exigir el pago por adelantado de los títulos emitidos, es decir la aceleración de estos bonos.

“A pesar de las medidas que han tomado, Petrobras sigue en default en sus bonos bajo Ley Nueva York”, sostuvo Brodsky en un comunicado difundido y agregó: “Estos títulos requieren que Petrobras emita resultados financieros para que cumplan con las reglas de la International Accounting Standard Board (IASB), pero la empresa admite que no lo hace”.

La aceleración de los bonos emitidos tendría como principal argumento este incumplimiento en la normativa de la IASB y la pérdida del valor accionario de la compañía a raíz de los escándalos de corrupción, que terminaría por reportar perdidas en los propios inversores. El objetivo de fondo es conseguir una negociación privada.

Puerto Rico y su “deuda impagable”

Con estas palabras se refirió el gobernador del país boricua, Alejandro Padilla, a la situación que enfrenta su país, cuya deuda “no es una cuestión política, sino matemática».

El Estado Libre asociado a Estados Unidos enfrenta un pasivo de 72 mil millones de dólares que pretende ser reestructurado, con un fuerte recorte del gasto social de por medio, próximamente.

La situación se prestó para el accionar de los fondos buitre, quienes comenzaron a sobrevolar hace un año comprando deuda de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Bonos de Obligación General (BOG), bonos de obligación del Sistema de Retiro y del Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

Entre un 40% y un 50% de la deuda contraída por el gobierno en los últimos años está en manos de fondos de cobertura, de esta, un 22% pertenece a los buitres, es decir unos 16 mil millones de dólares.

Principalmente contraída a partir de la emisión de bonos basura de marzo de 2014 por unos 3500 millones de dólares, se comenzaron a hacer presentes capitales especulativos con nombres como: Farallon Capital Management, Maglan Capital, Apolo, Angelo Gordon, Pine River Capital Management y Blue Mountain Capital Management.

Mientras una comitiva del país caribeño viaja este lunes hacia Estados Unidos para abrir una negociación de su deuda, el caso argentino y la sentencia Griesa, sirven como testigos del alcance de la larga mano de Paul Singer y compañía.

La ausencia de mecanismos internacionales que limiten el accionar de estos fondos va a continuar atentando contra la soberanía de los países del mundo y habilitando este tipo de maniobras, que cuentan con el espaldarazo de la justicia de los países del norte global y del capitalismo financiero.

Leandro Navarro – @navarro_lean

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas