Europa

7 julio, 2015

Grecia después del referéndum: Entre renuncias y negociaciones

El triunfo del «NO» en el referéndum lejos de cerrar las negociaciones con el Eurogrupo, las reabrió. Y así se ha dado este mismo lunes cuando se acordó que el gobierno griego presente este martes sus propuestas en una reunión extraordinaria del Eurogrupo.

El triunfo del «NO» en el referéndum lejos de cerrar las negociaciones con el Eurogrupo, las reabrió. Y así se ha dado este mismo lunes cuando se acordó que el gobierno griego presente este martes sus propuestas en una reunión extraordinaria del Eurogrupo.

La renuncia de Varoufakis

En la mañana del lunes Yanis Vaoufakis publicó en su blog un comunicado titulado «Minister No More» donde anunció su dimisión al cargo de ministro de Finanzas.

Varoufakis explicó que fue informado que los integrantes de Eurogrupo y varios «socios» mostraron cierta «preferencia» acerca de su «ausencia» en las futuras negociaciones y que dejaba su cargo para facilitar que las mismas se lleven adelante. «Opino que es mi deber ayudar a Alexis Tsipras a usar, tal como lo vea oportuno, el capital que el pueblo griego nos otorgó en el referéndum de ayer», dijo.

El ministro saliente no es miembro de Syriza, incluso comenzó su carrera política como asesor del gobierno socialdemócrata de George Papandreu de quien se transformó luego en un duro crítico. El lugar importante que ocupaba en el gobierno se debía fundamentalmente a sus méritos académicos en el estudio de la crisis capitalista mundial -que está sintetizado en su libro El minotauro global-.

Su figura para los conservadores y socialdemócratas se transformó en la referencia del «populismo» en el continente. Mientras que para algunos dirigentes de Syriza era una figura incomoda por su elevado perfil mediático.

La condena a que Varoufakis no se pueda volver a sentar en una reunión del Eurogrupo fue sentenciada el último 27 de junio. Ese día el todavía ministro de Finanzas griego había pronunciado las más audaces palabras que posiblemente se hayan escuchado en una reunión de este tipo.

A él le toco decirles en la cara a los demás ministros lo que el 61% del pueblo griego expresó en las urnas el último domingo y lo que millones de europeos proclamaban en las calles mientras se acordaban las políticas de austeridad entre los tecnócratas. «Tras un largo y cuidadoso examen, nuestro gobierno decidió que, desgraciadamente, la propuesta de las instituciones no podía ser aceptada», apuntó en aquella oportunidad.

El ahora ex-ministro también aclaró en su blog que portara «el odio de los acreedores con orgullo». Y agregó: «Nosotros, los de izquierda, sabemos cómo actuar colectivamente sin prestar atención a los privilegios de la oficina». Claramente su decisión puede ser entendida como una concesión a quienes han sido derrotados en Europa el último domingo.

Los que saben del arte de la guerra también saben reconocer que una concesión nunca borra una derrota. Los ministros del Eurogrupo se pueden haber librado de un hombre que les generaba repugnancia y que los humillaba teóricamente, citando a Stiglitz, Piketty o Krugman, pero nunca se olvidarán que es una referencia ineludible de la derrota que le propinó el pueblo griego el último domingo.

Euclid Tsakalotos Varoufakis Grecia Moto
Yanis Varoufakis (al frente) y Euclid Tsakalotos en moto

El nuevo ministro será Euclid Tsakalotos. Se trata de un integrante del alá izquierdista del Comité Central de Syriza que estaba a cargo del equipo negociador. Provocando a quienes consideran que el problema para llegar a un acuerdo era solo Varoufakis, Tsakalotos declaró que espera tenerlo a su lado para contar con «sus buenos consejos».

Por la unidad nacional

Otra renuncia que ha pasado más desapercibida es la del ex primer ministro Andonis Samaras. El líder conservador que había encabezado la campaña por el «SI» en el referendum renunció a la presidencia de su partido Nueva Democracia.

Sobre la votación Samaras declaró: «El pueblo decidió en un referendo de división. El Gobierno tiene ahora la responsabilidad de traer un acuerdo que evite que el país se hunda».

La derrota de la oposición al gobierno griego en el referéndum fue tajante. Y Tsipras convocó este lunes al consejo de líderes políticos que incluye al primer ministro y a los líderes de los partidos con representación parlamentaria.

A la reunión, que buscaba construir la unidad nacional propuesta por Tsipras en su discurso del domingo, asistieron todos los partidos políticos -excepto el partido neo-nazi Amanecer Dorado-. Con la excepción del Partido Comunista (KKE), el resto de las organizaciones (Syriza, ANEL, Nueva Democracia, PASOK y To Potami) respaldaron a Tsipras de cara a la próximas negociaciones con el Eurogrupo.

Syriza en las últimos semanas ha destrozado las aspiraciones de quienes pretendían terminar con su gobierno. El referéndum le permitió abroquelar al conjunto de fuerzas conservadores de un solo bando y derrotarlas a todas juntas. Le permitió transformar al líder de la oposición en un cadáver político. Y, este lunes, en una situación de desmoralización absoluta de la oposición, forzó a sus partidos a que lo apoyen en las negociaciones de los próximos días.

El martes habrá propuesta en el Eurogrupo

El día lunes Ángela Merkel y François Hollande se reunieron en París para analizar la situación. Ambos destacaron la necesidad de que Grecia presente sus propuestas este martes en el Eurogrupo y la necesidad de una solución duradera. «Es urgente tener esa propuesta para encontrar una salida», sostuvo el presidente francés.

El Banco Central Europeo decidió mantener el sistema de liquidez de emergencia que permitirá a los bancos griegos seguir funcionando tal cual había pedido el ministro de Economía, Yorgos Stathakis. A pesar de esta decisión el corralito bancario en el país heleno se extenderá al menos hasta el próximo miércoles.

Mientras tanto, desde el FMI acusaron recibo de los resultados del referéndum y de la gravedad de que un país de la Eurozona haya entrado en default. Su presidenta Christine Lagarde dejó de lado las provocaciones y declaró: «Estamos observando de cerca la situación y dispuestos para ayudar a Grecia si lo solicita».

La cesación de pagos al FMI en el mes de junio puede replicarse el próximo 19 de julio al Banco Central Europeo cuando Grecia debe acreditar 3.450 millones de euros. Una restructuración de la deuda es inminente.

En marzo, cuando comenzaban las negociaciones que condujeron a Grecia al default, destacamos que había un dato fundamental y era que Syriza estaba negociando con el apoyo de la mayoría del pueblo griego. En aquella ocasión, los datos provenían de las encuestas y la Troika no cedió. Ahora, esta mayoría habló en las urnas y habrá que ver si sus oídos escucharon.

Lucas Villasenin – @villaseninl

Foto: Yanis Varoufakis (izquierda) y Euclid Tsakalotos (derecha) / Crédito: Alkis Konstantinidis

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas