Géneros

3 julio, 2015

Caravana solidaria por hijos víctimas de femicidio

Una caravana solidaria se movilizará este sábado hasta la vivienda de los ocho hijos de una mujer que fue víctima de femicidio cuando su ex pareja la degolló delante de los menores. Actualmente, los chicos quedaron al cuidado de su abuela y viven en una habitación precaria en el barrio La Lomita de Pilar.

Una caravana solidaria se movilizará este sábado hasta la vivienda de los ocho hijos de una mujer que fue víctima de femicidio cuando su ex pareja la degolló delante de los menores. Actualmente, los chicos quedaron al cuidado de su abuela y viven en una habitación precaria en el barrio La Lomita de Pilar.

Virginia Miguel estaba separada de su ex pareja debido a los casos de violencia de género de los cuales había sido víctima. Sin embargo, eso no fue un impedimento para que una noche el ex marido la asesinara en su domicilio de Luján. Por este motivo, al femicida le dieron cadena perpetua. Mientras que los hijos de la mujer quedaron bajo el amparo de su abuela con la que viven todos en una pequeña habitación, junto con una tía y sus primos, en Pilar.

La familia tiene varias necesidades materiales. Por este motivo, un grupo organizado por algunas personas que se sensibilizaron ante este caso y una asociación de Pilar llamada Amigos del Alma, decidieron llevar a cabo una colecta que estarán entregando este sábado por la mañana.

Marilina Villarejo, integrante de la asociación que organiza la actividad, explicó que “la idea es poder visibilizar la situación de esos niños que son doblemente víctimas del femicidio porque quedan desamparados y el Estado no se hace cargo de ellos”.

La asociación Amigos del Alma surgió en 2003 como proyecto solidario para cubrir el déficit de refugios para victimas de violencia familiar. Allí asisten y contienen a las victimas de violencia y además promueven su reinserción social en el mediano plazo. Villarejo contó que el hogar que tienen fue construido en conjunto con el Municipio de Pilar y que actualmente poseen 27 plazas ocupadas por niños y mujeres.

Según Villarejo, la particularidad que se dio en la asociación fue que, “si bien en principio fue pensado para albergar mujeres solamente”, la necesidad los llevo a que también los niños fueran resguardados allí. “En estos dos años el número de chicos fue muchísimo mayor que le número de mamás”, apuntó.

La problemática de los hijos e hijas que quedan huérfanos como producto del femicidio es una cuestión pendiente a tratar por medio de políticas publicas como por ejemplo la reglamentación de la ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. Así como también debe ser contemplado en el marco de la ley de los derechos de los niños niñas y adolescentes.

Según reveló la organización Casa del Encuentro en su informe anual 2014, unos 330 hijos e hijas perdieron a su madre el año pasado por un femicidio. Siendo 200 los menores de edad, 79 los adultos registrados y 40 sin registro de edad ni sexo.

La organización señala a estos hijos como “víctimas colaterales”. Así como el femicidio es una cuestión a atender con urgencia para evitar que siga aumentado el número de mujeres asesinadas, también queda prestar atención a lo que sucede con las y los menores huérfanos que resultan de ese hecho para reducir la vulnerabilidad que se genera en muchas ocasiones. Por este motivo, el reclamo de este sábado es: “No queremos ni un niño y niña más huérfano, producto del femicidio”.

Noemí Romero – @Noi_Romero

Foto: Casa donde fue asesinada Virginia Miguel / El Civismo

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas