Nacionales

21 abril, 2015

Fue desestimada la acusación de Nisman contra la presidenta

Finalmente, tras varias instancias judiciales, el fiscal de la Cámara Federal de Casación Penal, Javier De Luca, decidió rechazar la acusación por encubrimiento hecha por el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández y otros funcionarios.

Finalmente, tras varias instancias judiciales, el fiscal de la Cámara Federal de Casación Penal, Javier De Luca, decidió rechazar la acusación por encubrimiento hecha por el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández y otros funcionarios.

Al igual que en el fallo judicial de primera instancia (a cargo del juez Daniel Rafecas) y de la Cámara Federal, De Luca consideró este lunes que «los hechos de la denuncia no configuran delito».

La causa había caído en sus manos luego de que, tras el rechazo de la Cámara Federal, el fiscal Germán Moldes (uno de los convocantes a la movilización del 18F) decidiera apelar y llevar la denuncia hasta la Cámara de Casación Penal.

Si bien desde varios medios de comunicación, e incluso el propio Moldes, se denuncia que De Luca pertenece a la agrupación judicial Justicia Legítima, afín al gobierno nacional, y por eso resolvió de esta manera, la decisión tomada por él coincide con la que llevaron adelante el juez Rafecas y el tribunal de la Cámara Federal.

Para Moldes «se sabía que el fiscal De Luca iba a ser el que le iba a poner la lápida, el enterrador de la denuncia de Nisman», y no dudó en calificar al representante del Ministerio Público como «fiscal adicto». «Yo dije que era 100% seguro que esto iba a suceder con la denuncia de Nisman», sostuvo. «Acá evidentemente hubo una orden de que esto no se investigue», agregó.

Este martes por la mañana el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, opinó que la presentación de Nisman fue “una ridiculez y un bochorno al que sometieron a nuestro país, que provocó semejante estado de conmoción, mala imagen a nuestro país, por una búsqueda politiquera de mala factura». Además, consultado sobre si hubo impericia judicial, dijo que la causa “nunca fue desestimada, la desestimación es ésta» (por la resolución de De Luca), y añadió que “las demás veces fue cumpliendo con las facultades y posibilidades que el propio proceso le otorga a todas las partes”.

«Se analizó en primera instancia, el fiscal requirió, el juez decidió, se apeló, fue a la Cámara, el fiscal requirió y la elevó a Casación y el tribunal hizo lo que tenía que hacer: lo elevó al fiscal y tomó la decisión de desistimiento», enumeró el funcionario. «Y se desiste por primera vez y, por última vez, porque acá se archiva la causa definitivamente”, concluyó.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas