Medio Oriente

13 abril, 2015

Organizaciones palestinas se unen para combatir al Estado Islámico

Desde hace diez días que el campamento de refugiados palestinos de Yarmouk, en Siria, es escenario de enfrentamientos entre las milicias locales y los yihadistas de Estado Islámico (EI) que intentan ocupar el territorio. Este domingo las distintas organizaciones palestinas decidieron unirse para defender el asentamiento.

Desde hace diez días que el campamento de refugiados palestinos de Yarmouk, en Siria, es escenario de enfrentamientos entre las milicias locales y los yihadistas de Estado Islámico (EI) que intentan ocupar el territorio. Este domingo las distintas organizaciones palestinas decidieron unirse para defender el asentamiento.

Son 14 las facciones palestinas que este domingo se reunieron para crear un centro conjunto de operaciones en coordinación con el ejército de Siria para defender Yarmouk.

Un comunicado del Comando General del Frente Popular para la Liberación Palestina (FPLP) anunció la llegada de «fuerzas de élite» procedentes del Líbano y que ya se encuentran en el interior del campamento. Lo mismo informaron las autoridades del partido mayoritario dentro de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Al Fatah.

Yarmouk MapEl jueves pasado Ahmed al Machdalani, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, confirmó que busca «recuperar el campamento de refugiados de Yarmouk de forma conjunta con el Estado sirio». Hace unos días, también el comandante palestino Taufik Tirawi, exhortó a los miembros de Al Fatah residentes en Líbano y Siria, a movilizarse para defender el campamento de Yarmouk.

Este domingo, unidades del ejercito sirio lanzaron una operación militar contra los cuarteles del EI y el Frente al Nusra (filial de Al Qaeda en Siria), en el barrio de Hajar Aswad, colindante con Yarmouk. Según denunciaron, desde allí se planificó y llevó a cabo el ataque el pasado 2 de abril.

Con declaraciones poco felices, el comisionado general de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Pierre Krähenbühl, pidió este lunes a «todas las partes que respeten a los civiles asediados», equiparando así a los agresores de EI con la defensa ejercida por las milicias palestinas.

«Ellos han sufrido humillaciones inconmensurables y yo continuaré trabajando hoy para asistir a aquellos que deseen abandonar temporalmente el lugar», añadió Krähenbühl.

Según cifras de la UNRWA, antes del ataque había cerca de 18 mil refugiados dentro del campamento sin acceso a agua potable, alimentos o electricidad, debido al conflicto bélico y la acción terrorista de las bandas de al-Nusra y el EI. Actualmente, de acuerdo a las organizaciones palestinas, quedan alrededor de diez mil personas viviendo en Yarmouk.

Esta no es la primera vez que el campamento es atacado. En diciembre de 2012 estuvo bajo el control de grupos extremistas armados. En aquella oportunidad, los constantes ataques del Frente al-Nusra contra los convoyes humanitarios, provocaron que decenas de refugiados murieran de hambre, ante la imposibilidad de acceso a la ayuda ofrecida por el gobierno sirio y la Media Luna Roja.

Establecido en las inmediaciones de Damasco en 1957 para recibir a los refugiados palestinos que huyeron de sus tierras por la ocupación israelí, el campamento de Yarmouk llegó a tener 160 mil habitantes, que disfrutaban de los mismos derechos que los ciudadanos sirios, a diferencia de lo que sucedía en los campos de refugiados en Jordania y Líbano.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas