Cultura

10 abril, 2015

No te pierdas en la ciudad (II): Under electric clouds, de Aleksei German

Entramos en el mes que cobija el festival de cine independiente más concurrido de la Ciudad de Buenos Aires. Primer hogar de muchos directores hoy reconocidos, el BAFICI ofrece todos los años una gran cantidad de historias para todos los gustos. Notas – Periodismo popular no quiere que te pierdas nada y te va a recomendar semana a semana ese título que puede ser tu película del año.

Entramos en el mes que cobija el festival de cine independiente más concurrido de la Ciudad de Buenos Aires. Primer hogar de muchos directores hoy reconocidos, el BAFICI ofrece todos los años una gran cantidad de historias para todos los gustos. Notas – Periodismo popular no quiere que te pierdas nada y te va a recomendar semana a semana ese título que puede ser tu película del año.

Cuando nos enfrentamos a Under Electric Clouds, del soviético Aleksei German, es necesario tener algo bien en claro: nos encontramos con una obra tan titánica como densa. Por momentos hermética en sus formas, da cuenta de su búsqueda por ser un cuadro de época, que no es otra que la atiborrada Rusia actual en contraste con la sacralizada era de la Unión Soviética.

Under Electric Clouds es un fresco cinemático compuesto por siete historias distintas, interconectadas por un lazo crucial: estamos en la Rusia de 2017, centenario del Octubre Rojo y momento en el que el mundo se resquebrajó en dos. La propuesta de este conjunto de tramas, nos dice un narrador en off, es contar la historia de un país “crucificado entre el pasado y el presente”.

Las historias son, fundamentalmente, sobre personas con un encanto especial. Y sobre un edificio. Ese edificio, un particular rascacielos que sin dudas quedará en perpetua obra, sirve como telón de fondo en todas las historias.

En este levemente futurista film se cruzan un obrero de la construcción que no habla una palabra de ruso, un hermano y una hermana herederos de la diezmada oligarquía que financiaba la realización del edificio, un abogado de bienes raíces conflictuado por un sueño recurrente, un guía de museo preocupado por la reorganización del espacio donde trabaja, una pequeña niña de 12 años secuestrada por un grupo de mafiosos y, cerrando esta trama coral, el ideólogo de este Elefante Blanco que es el edificio, un peculiar arquitecto que, al ver cancelada su obra, intentó suicidarse prendiéndose fuego, fallando al estar los fósforos mojados.

No es difícil ver el denominador común que une todas las historias: German ve en Rusia un gigante con dolores de crecimiento. Las contradicciones entre una planificación completa de la sociedad y un puñado de voluntades reunidas bajo una misma bandera arrojadas al azar del mercado. Esto da como resultado, acorde al retrato del director en su sexta obra, el surgimiento de una poderosa mafia involucrada directamente en la trata de blancas y menores; un cáncer como la especulación inmobiliaria; trabajadores y trabajadoras en la constante deriva o desprendimientos de una población extranjera en su propio país.

Retratar el centenario no-nato de un hecho como la Revolución Rusa aún a dos años del aniversario da cuenta de la necesidad de pensar en el presente de la potencia europea, así como también re-pensar el significado de una (ya no tan) cuestionada Unión Soviética que plagó de nuevas experiencias y realidades a una buena porción del mundo.

Sí, Under Electric Clouds puede resultar lenta por momentos. Bajo formas cerradas, que claman por paciencia, Aleksei German intenta, a través de las imprevistas peripecias de sus personajes, rescatar el ojo paciente del espectador que, al acostumbrarse al indudablemente tranquilo ritmo que crea la cámara, se rinde hipnotizado frente a estas historias que, viendo el incierto presente, añoran la seguridad de un estructurado pero justo pasado.

Iván Soler – @vansoler

 

Under Electric Clouds se proyecta:

– Jueves 23 a las 14:10 h
Village Recoleta Sala: 9

– Sábado 25 a las 13:15 h
Village Recoleta Sala: 9

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas