América del Norte

9 abril, 2015

Sobre Cumbres, ONGs y conspiraciones (II)

Por Micaela Ryan, desde Caracas. De los foros paralelos a la VII Cumbre de las Américas, el “Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales” es el que ha evidenciado, sin disimulos, la manipulación e injerencia de la derecha continental, el gobierno de Estados Unidos y su “ministerio de colonias”, la OEA.

Por Micaela Ryan, desde Caracas. De los foros paralelos a la VII Cumbre de las Américas, el “Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales” es el que ha evidenciado, sin disimulos, la manipulación e injerencia de la derecha continental, el gobierno de Estados Unidos y su “ministerio de colonias”, la OEA.

Este encuentro, que tiene lugar entre el 8 y el 10 de abril en el Hotel El Panamá, es fuertemente cuestionado debido a la poca transparencia en la admisión de los participantes.

El encuentro fue inaugurado el miércoles 8 de abril por el presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela. En su discurso, el mandatario del país anfitrión manifestó que el Foro debe llevar debates que colaboren para “lograr la prosperidad con equidad, de manera que las riquezas de nuestro continente alcancen a toda nuestra población”. Desde su perspectiva, “si trabajamos todos juntos, gobierno, sector privado y sociedad civil, podemos erradicar la desigualdad y la pobreza”. Instó a los gobernantes a generar gobiernos “de unidad nacional, basados en el diálogo y el consenso”.

De acuerdo a la información brindada en el portal web de la Cumbre, el Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales tiene como objetivo “promover mecanismos de consulta, diálogo e intercambio para la participación de las organizaciones de la sociedad civil y actores sociales”. El documento que surja de este encuentro será puesto a consideración de los 33 Estados participantes a la Cumbre, durante las negociaciones de los “Mandatos para la Acción”.

Pero más allá de las declaraciones de sus organizadores y de la información oficial que circula en la web, lo cierto es que este Foro comienza bajo un manto de desconfianza debido al rechazo injustificado de importantes actores.

En la tarde del 8 de abril, la delegación de cubanos y cubanas presentes en Panamá repudiaron el accionar discriminatorio contra Cuba por parte de los organizadores. De acuerdo a sus declaraciones, la “verdadera sociedad civil cubana” ha sido deliberadamente expulsada de participar en un foro en el que se prevé, se buscará deslegitimar los procesos revolucionarios de Cuba y Venezuela. Se constató además que no había acreditaciones para la enorme mayoría de las delegaciones cubana, venezolana, ecuatoriana y brasileña, que estaban invitadas a participar, lo que ocasionó el retiro de las mismas. Los organizadores del Foro argumentaron que “las acreditaciones están lentas, pero se van a dar”.

Los trabajadores y trabajadoras, el movimiento campesino, el movimiento de mujeres y el movimiento de jóvenes que hacen vida en Cuba no estarán presentes en este encuentro. Como en espejo, esta misma situación se presentó en el IV Foro de Jóvenes de las Américas. Lo mismo ha sucedido con el presidente del Partido Independentista de Puerto Rico, Ruben Berrios Martínez, quien fue invitado a participar por la delegación nicaragüense. Berríos Martínez denunció directamente al gobierno de Estados Unidos, quien busca “acallar el derecho a la autodeterminación de Puerto Rico”.

El pastor Raúl Suárez, representante de Cuba y miembro del Centro Martin Luther King Jr. y de la Fraternidad de iglesias bautistas, manifestó que a los movimientos cubanos se le permitió entrar “solamente a dos o tres, mientras que habían decenas de contrarrevolucionarios que no viven en Cuba ni mantienen ningún trabajo en el país”. Agregó que “no podemos sentarnos en el mismo lugar y conversar como si aquí no pasó nada, eso es sencillamente una ofensa a la dignidad del pueblo cubano”.

Suárez afirmó que no se trata de “simples opositores”, sino que “son personas que están viviendo de estos encuentros, que fueron fabricadas y son financiadas desde Estados Unidos”. Manifestó además que “para la delegación cubana está bien clara la posición que hemos asumido, es la posición que realmente responde a nuestra participación activa en la sociedad civil cubana. Lo que hemos hecho ha sido consecuente con nuestros principios, con nuestra ética revolucionaria y nuestra ética cristiana”.

Terroristas de la “sociedad civil”

La comunidad cubana denunció, además, la presencia del terrorista Félix Rodríguez Mendigutía -uno de los implicados directos en el asesinato de Ernesto “Che” Guevara- en Panamá. En una carta pública, Ricardo Guardia Lugo, presidente de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (Oclae), denunció que “Rodríguez Medigutía participará de un llamado Simposio para la unidad de Cuba, junto a un grupo de mercenarios acreeditados para participar del Foro de la Sociedad Civil”.

Conocido bajo el apodo de “El Gato”, Rodríguez Mendigutía participó en la invasión por Playa Girón como miembro de la Brigada 2506, estuvo implicado en la operación de tráfico de armas y drogas en apoyo a la contrarrevolución nicaragüense y atacó embarcaciones civiles que llevaban mercancías para Cuba.

“Nos repugna que un sujeto como Félix Rodríguez Mendigutía, con semejante historial, venga a Panamá a reunirse con traidores que inexplicablemente han sido aceptados en el Foro de la Sociedad Civil para opinar sobre el destino de nuestra patria”, afirmó Guardia Lugo.

Luis Morlote, diputado cubano, apuntó que “los representantes de la verdadera sociedad civil han salido de la sala porque no vamos a compartir el espacio con representantes de una supuesta sociedad civil que no es la nuestra, que está pagada. No puede haber mercenarios que se autodenominan representantes de la sociedad civil. Es inadmisible”.

La delegación cubana informó incluso haber recibido golpes por parte de los autodenominados cubanos que no viven en Cuba. Vale decir, todos ellos vinculados al terrorista Luis Posada Carriles.

Este “Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales” organizado por la OEA, finalizará el viernes 10 de abril. Se espera la presencia de los jefes de Estado Luis Guillermo Solís (Costa Rica), Tabaré Vasquez (Uruguay) y Barack Obama (Estados Unidos).

La presencia de los movimientos sociales

Al finalizar la tarde del miércoles 8 de abril, organizaciones sociales panameñas se reunieron en el centro de la Ciudad de Panamá para manifestar su rechazo a la injerencia evidente por parte del gobierno de Estados Unidos en los llamados “foros paralelos”. Estas protestas fueron desmovilizadas por accionar de la policía local, quien detuvo a uno de los manifestantes.

El día jueves se dará inicio al Foro de Rectores, con la participación de más de 400 académicos del continente.

Con un concierto de Silvio Rodríguez, también comenzará la Cumbre de los Pueblos, que se desarrollará en la Universidad de Panamá con la presencia de más de tres mil delegados y delegadas de movimientos sociales, sindicales, campesinos, de mujeres, juveniles e intelectuales del continente.

@LaMicaRyan

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Batalla de Ideas