Medio Oriente

7 abril, 2015

Palestinos combaten contra EI en el campamento de refugiados de Yarmouk

La semana pasada grupos de Estado Islámico (EI) invadieron el campamento de refugiados palestinos de Yarmouk, cinco kilómetros al sur de Damasco, la capital de Siria. Desde entonces, las milicias locales se enfrentan a los invasores.

La semana pasada grupos de Estado Islámico (EI) invadieron el campamento de refugiados palestinos de Yarmouk, cinco kilómetros al sur de Damasco, la capital de Siria. Desde entonces, las milicias locales se enfrentan a los invasores.

Al igual que como pasó en la ciudad de Kobane, en el límite con Turquía, donde milicias kurdas fueron las responsables de frenar el avance de la organización yihadista EI, la historia parece repetirse en Yarmouk.

El jueves pasado, grupos de EI con el apoyo del Frente al-Nusra (filial de Al Qaeda en Siria), atacaron este histórico campamento de refugiados instalado al sur de Damasco desde 1957.

Yarmouk MapAnwar Abdel Hadi, portavoz del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), confirmó que «la presencia de al-Nusra desde hace meses en el cercano barrio de Hajar Aswad, le allanó el camino a la entrada de las bandas del EI». Sin embargo las milicias presentaron resistencia al avance de las fuerzas agresoras.

Además del FPLP, también participa de la defensa de Yarmouk el grupo armado Aknaf Beit al-Maqdis, que responde a la organización Hamás.

El periodista de Prensa Latina, Miguel Fernández Martínez, recorrió la zona de conflicto y dialogó con los combatientes palestinos. Alá Assad, un miliciano del FPLP, subrayó que «contra los terroristas no se puede usar otra cosa que la fuerza. Su mentalidad no permite establecer un diálogo con ellos, no entienden ni aceptan el diálogo, por lo tanto, hay que usar la fuerza para acabar con ellos, no hay otro remedio».

Assad agregó: «Nosotros no somos amantes de la muerte y la destrucción, pero tenemos que defender a nuestro pueblo».

Según cifras de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (Unrwa), actualmente hay cerca de 18 mil refugiados dentro del campamento sin acceso a agua potable, alimentos o electricidad, debido al conflicto bélico y la acción terrorista de las bandas de al-Nusra y el EI.

El fin de semana pasado, la Unrwa advirtió en un comunicado que «nunca antes se vivieron horas más desesperada en Yarmouk».

Esta no es la primera vez que el campamento es atacado. En diciembre de 2012 estuvo bajo el control de grupos extremistas armados. En aquella oportunidad, los constantes ataques del Frente al-Nusra contra los convoyes humanitarios, provocaron que decenas de refugiados murieran de hambre, ante la imposibilidad de acceso a la ayuda ofrecida por el gobierno sirio y la Media Luna Roja.

Establecido en las inmediaciones de Damasco en 1957 para recibir a los refugiados palestinos que huyeron de sus tierras por la ocupación israelí, el campamento de Yarmouk llegó a tener 160 mil habitantes, que disfrutaban de los mismos derechos que los ciudadanos sirios, a diferencia de lo que sucedía en los campos de refugiados en Jordania y Líbano.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas