Géneros

9 enero, 2015

El intendente de Salta fotografiado con menores semidesnudas afirmó: “No voy a renunciar ni en pedo”

Las imágenes fueron divulgadas por El Tribuno de Salta y corrieron como reguero de pólvora. Y no es para menos: en ellas puede verse al intendente de El Bordo, Juan Rosario Mazzone, con el torso descubierto junto a menores semidesnudas en diferentes ambientes de su casa.

Las imágenes fueron divulgadas por El Tribuno de Salta y corrieron como reguero de pólvora. Y no es para menos: en ellas puede verse al intendente de El Bordo, Juan Rosario Mazzone, con el torso descubierto junto a menores semidesnudas en diferentes ambientes de su casa.

El funcionario de esta localidad situada a apenas 62 kilómetros de la capital salteña no tuvo más alternativa que reconocer el hecho. Sin embargo afirmó que se trataba de un festejo de los remiseros del lugar, que él sólo prestó la casa y negó que haya habido sexo con las jóvenes (en su mayoría menores de edad).

A pesar de poder verse a las jóvenes en el hidromasaje de su baño, agregó sin tapujos que “no sé ni quién puta son. No las conozco… A la pileta mía va un montón de gente. Es una pileta grande, una pileta linda…la casa estaba abierta”.

Tanto el accionar como las posteriores declaraciones del intendente, alineado políticamente con el gobernador Juan Manuel Urtubey, se dan precisamente en la provincia que cerró el 2014 liderando el triste ranking de violencia de género del país.

En octubre pasado, las miles de mujeres que se dieron cita en el 29° Encuentro Nacional de Mujeres denunciaron el alarmante crecimiento de todas las formas de violencia y de los femicidios. Las estadísticas llegaron a tal punto que el propio Urtubey se vio obligado a decretar la Emergencia Provincial en Violencia de Género.

Lejos de relacionar los sucesos que lo involucran con un delito fuertemente atravesado por la violencia de género, atribuyó el escándalo a una operación política: “Estoy cansado. Esto es política. En esto están detrás los concejales, que ya me han hecho juicio político. Me buscan roña de todos lados, porque saben que yo soy calentón ¿Sabe qué? Están buscando que yo renuncie y no voy a renunciar ni en pedo, porque ellos quieren ser intendentes, pero no les da el número para ser intendentes». Y añadió: «Yo voy a cumplir con mi mandato y punto. Tengo el municipio saneado y tengo la conciencia tranquila de que nunca le falté el respeto a nadie. Ninguna mujer puede decir que yo alguna vez le falté el respeto en los 62 años que tengo”.

Mientras que aún se desconoce si el hecho tendrá repercusiones políticas y judiciales o permanecerá impune como tantos otros, queda más que clara la doble moral de la casta política salteña. De puertas afuera gobiernan de la mano de los sectores más reaccionarios de la jerarquía católica, imponiendo la educación religiosa en las escuelas públicas, obstaculizando la educación sexual integral, restringiendo la aplicación del protocolo de atención de los abortos no punibles, negándose a reglamentar la ley de Salud Sexual y Procreación Responsable, incumpliendo el Programa Nacional de Derechos Sexuales y Reproductivos, intentando frenar la venta de los anticonceptivos de emergencia. Puertas adentro las cosas son diferentes: las mujeres, mejor si son menores, son objetos pasibles de ser utilizados para los más diversos fines; también por el poder político de turno.

 

María Paula García – @MariaPaula_71

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas