Educación y Ciencia

18 diciembre, 2014

Avanza el impuesto a los servicios online digitales

La justicia porteña rechazó una presentación judicial para declarar inconstitucional el cobro de Ingresos Brutos a las suscripciones de servicios online digitales como películas, series y juegos que impulsa el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La alícuota del 3% comenzará a regir desde febrero.

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires rechazó el día miércoles un pedido de declaración inconstitucional para el denominado “impuesto Netflix”, de esta manera queda firme el proyecto de la Administrador Gubernamental De Ingresos Públicos de la Ciudad (AGIP) que pretende cobrar el 3% de impuestos por Ingresos Brutos a las suscripciones de servicios online como Netflix, Spotify y Minecraft.

Tras conocerse la decisión del gobierno porteño de cobrar este impuesto a comienzos de septiembre, legisladores del Frente UNEN recurrieron a la justicia y realizaron una presentación judicial para que sea declarado inconstitucional.

Durante la jornada del miércoles los jueces Inés Weinberg, José Casás, Ana María Conde, Alicia Ruiz y Luis Lozano, indicaron que la denuncia presentada por los legisladores porteños no tenía ningún tipo de justificación que permitiera ser considerada y resolvieron rechazarla.

El impuesto pretende cobrarse sobre “la contratación de servicios de suscripción online para acceder a películas, TV y otros tipos de entretenimiento audiovisual (“películas y series“) que se transmiten por Internet a televisores, computadoras y otros dispositivos conectados a Internet como así también por la suscripción para comprar y/o alquilar contenidos digitales relacionados con música, juegos, videos, o similares”. Según indicaron desde el gobierno porteño comenzará a regir a partir del mes de febrero del año próximo.

La alícuota del 3% se aplicará sobre el precio neto de la operación “al momento en que la tarjeta de crédito con la cual se paga el abono le hace la liquidación”, indicaron en su momento desde el gobierno de la Ciudad. Esto representa en el caso de Netflix $2 por cada abono, cuyo valor al día de hoy es de 8 dólares (más el recargo del 35%).

La polémica quedó instalada una vez conocida la noticia, e incluyó tanto la forma mediante la cual se va a facturar así como si el impuesto se trasladará finalmente o no a los usuarios. “Resulta un tanto confuso cómo se hará la operatoria con las facturas. Si en Buenos Aires, por ejemplo, sólo pagarán las tarjetas radicadas acá. Sería lo más lógico, porque si no sería Capital cobrando por todo el servicio que Netflix da en el país. Y, por supuesto, esto provocaría un conflicto de jurisdicciones”, afirmó en su momento Enrique Carrier, titular de una consultora sobre temas digitales.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas