Europa

11 noviembre, 2014

“El próximo parlamento catalán debe proclamar la independencia”

Joan Canela i Barrull, periodista catalán, analizó el proceso participativo por la independencia realizado este domingo en Cataluña.

Joan Canela i Barrull, periodista catalán y fundador del periódico ligado a los movimientos sociales, Directa, analizó en diálogo con el programa radial Llevalo Puesto el proceso participativo por la independencia realizado este domingo en Cataluña.

Este domingo 9 de noviembre se llevó a cabo una consulta popular en la región de Cataluña donde más del 80% de los votantes se manifestó a favor de la independencia. La votación se realizó contra la voluntad del gobierno central español y el Tribunal Constitucional que prohibió la realización de un referéndum. Por eso el desarrollo de los comicios no estuvo a cargo del gobierno autonómico si no de organizaciones no gubernamentales y voluntarios.

El periodista Joan Canella i Barrull consideró que este es un llamado a «romper el muro de la legalidad española» y proclamar la independencia.

– ¿Cómo se vivió la jornada del domingo en Cataluña y que implicó para los catalanes que se lleve adelante esta consulta popular?

– Se vivió como un día de movilización impresionante, con mucha alegría y muchas ganas de participar. La participación superó todas las expectativas, casi un 40% del censo para una consulta que al final es simbólica y sufrió boicots que no sufren elecciones normales.

– ¿Por qué fue simbólica? ¿Cuál fue el problema respecto a la legalidad de consultar a una población sobre su propio futuro?

– El tema está en que la propuesta de consulta fue impugnada por el gobierno español y el Tribunal Constitucional la prohibió. Entonces la opción del gobierno autonómico catalán fue utilizar una serie de medidas legales por lo que no pasaba a ser exactamente una consulta si no un proceso participativo impulsado por voluntarios.

Entonces es simbólica porque no tiene ningún tipo de vinculación jurídica. Pero aparte no se podía usar el padrón legal de las elecciones, no tenía la propaganda institucional correspondiente en los medios y una serie de cuestiones más que hacían que no sea un proceso electoral normal.

– De todas maneras con una participación del 40% del padrón electoral en términos jurídicos puede no ser vinculante pero en términos políticos se abre un escenario diferente.

– Totalmente. A nivel político es absolutamente vinculante. Es un llamado a los políticos catalanes para que realmente se atrevan a dar el paso y romper el muro de la legalidad española. Y para el gobierno español es una demostración de fuerza impresionante en el sentido de que el pueblo catalán quiere decidir y tener la opción de ser independientes.

– Más allá del argumento de la autodeterminación popular, que supone que cada pueblo puede y debe decidir qué país o Estado quiere habitar, que estructura se quiere dar de gobierno, etcétera, ¿Cuáles son los argumentos para defender que existe una diferencia entre Cataluña y otras regiones españolas como Andalucía o Castilla?

– El primer punto es que Cataluña es una nación, eso debe estar claro. Cataluña aparte de su historia, de su cultura y su lengua propia, tiene un sentimiento nacional. Eso no es discutible. Un 80% de los catalanes consideramos que somos una nación, con lo cual tenemos derecho a la autodeterminación. Eso es algo que no está reconocido en la Constitución española legalmente. Nos llama una “nacionalidad” que es una forma de esquivar el debate.

Por otra parte, cuando fue la muerte del dictador Francisco Franco (1975), se llegó a una especie de pacto con algunas cosas reconocidas en la Constitución y otras no escritas. Allí se aceptaba un respeto para la cultura y la lengua catalana.

Ese pacto funcionó más o menos durante 20 años. Pero a finales de los años 90, que el Partido Popular (PP) necesitaba debilitar al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), empezó a usar la catalanofobia (sic) como arma electoral en el resto de España. Eso funcionó y se dio un proceso de recentralización.

Una serie de medidas conquistadas a fines de los años 70 y en los 80, como por ejemplo la educación en catalán en las escuelas, empezaron a ser discutidas. Aquí es donde, para muchos catalanes, comenzó a generarse un sentimiento de agravio porque el Estado español ya no respeta nuestra identidad cultural.

Esto llegó a su punto culmine cuando el Tribunal Constitucional (el mismo que prohibió la consulta) en 2010 anuló una serie de artículos del nuevo estatuto de autonomía que había sido aprobado en referéndum. Ahí se dio un punto de ruptura, de desconfianza en las instituciones.

– Una vez realizada esta consulta popular y luego de que el pueblo catalán se haya pronunciado en pos de un camino hacia la independencia ¿Cómo sigue la historia a partir del día después?

– Ahora el próximo paso deberían ser unas elecciones anticipadas de Cataluña que dieran una mayoría parlamentaria independentista clarísima. Para que el nuevo parlamento catalán proclame la independencia y empezar las negociaciones para una separación amistosa. Esa sería la hoja de ruta ideal.

– Madrid se debería enfrentar con la separación de un Estado que tiene el principal Producto Interno Bruto de las regiones españolas y el segundo en población. Es decir que generaría una serie de complicaciones para reconstruir España en la actual situación de crisis. Entonces se prevé que Madrid de una pelea muy fuerte contra cualquier posibilidad de independencia.

– Claro, de hecho es lo que ha pasado hasta ahora. Ha habido una pelea muy fuerte y no se ha dado una situación como la escocesa que es lo que se esperaría de un gobierno democrático y lo que se pide desde el soberanismo catalán.

La situación ideal sería la que he dicho antes. Como eso no va a pasar, creo que va a haber un nivel de enfrentamiento popular fuerte. Para poner ejemplos conocidos imagino una situación como la de Ucrania o lo que pasó en América Latina en el sentido de un proceso constituyente desde abajo. Porque la lucha únicamente institucional va a tener un tope imposible de rebasar.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas