Géneros

27 octubre, 2014

Eduardo Valdés aseguró que la presidenta es “una militante del no al aborto”

Este domingo, el embajador argentino en El Vaticano aseguró que Cristina Fernández está en contra del aborto y que la reforma del Código Civil, respecto a ese tema, no tuvo que ver con la influencia de la Iglesia.

Este domingo, el embajador argentino en El Vaticano aseguró que Cristina Fernández está en contra del aborto y que la reforma del Código Civil, respecto a ese tema, no tuvo que ver con la influencia de la Iglesia.

En diálogo con la radio La Once Diez, el diplomático argentino ante la Santa Sede se refirió a la reciente aprobación del Código Civil y Comercial, puntualmente al artículo 19. Este afirma que la vida se da a partir de la concepción.

Esta reforma generó debate y fuertes críticas de organizaciones feministas y de izquierda ya que, plantean, es un freno más a una potencial despenalización y legalización del aborto en Argentina.

«No puedo ser hipócrita, es un tema que a la Iglesia le interesa sobremanera. Pero digamos que la Presidenta es una militante del no al aborto. Por eso tengo la duda de qué fue primero, si el huevo o la gallina», afirmó Valdés consultado sobre el tema y haciendo referencia a quién tuvo la iniciativa.

Además reafirmó que si esta posición respecto al comienzo de la vida “no hubiera estado” en el nuevo Código Civil, la Iglesia “seguramente lo hubiese planteado».

Consultado sobre la relación entre el gobierno nacional y el papa Francisco, el embajador argentino habló del discurso de la presidenta ante Naciones Unidas. Según Valdés el contenido del mismo fue charlado en el encuentro que tuvieron poco antes la presidenta y el sumo pontífice. «No sé si fue escrito a cuatro manos, pero sí que fue conversado extensamente en ese almuerzo, no tengo ninguna duda. El Papa siente el discurso de la Presidenta», dijo.

El diplomático también remarcó que «quizás porque soy católico es que soy peronista». Y le atribuyó al Espíritu Santo la elección del Papa: «Yo creo que el Espíritu Santo influyó para que Bergoglio sea Francisco. Creo que estaba predestinado».

Finalmente insistió en la posibilidad de que el papa visite Argentina dentro de dos años. «Vendría a Argentina para julio del 2016, que correspondería al Bicentenario de la Independencia más el aniversario del Congreso Eucarístico», concluyó.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas