Economía

9 septiembre, 2014

Qué es y qué hará el Observatorio del Empleo

Reunirá al gobierno, sindicatos y empresarios para discutir y acordar políticas laborales comunes.

Reunirá al gobierno, sindicatos y empresarios para discutir y acordar políticas laborales comunes.

Anunciado en paralelo al aumento del salario mínimo, vital y móvil, el nuevo organismo es un ente donde confluyen tanto el Estado, como el sector privado y los representantes de los trabajadores. Su objetivo será debatir y definir políticas concretas para mantener los niveles de empleo.

La creación de este espacio tripartito surge como respuesta ante el aumento de trabajadores suspendidos o despedidos en el sector industrial, especialmente en el autopartista.

Hugo Yasky, líder de la CTA oficialista había impulsado la creación de un ámbito de este tipo y sobre el mismo declaró: «Será muy importante para los trabajadores porque hay una situación real que enciende luces de alarma, que es la conflictividad en el sector metalúrgico, en algún sector de la siderurgia, en la construcción, relativa al cierre de fuentes de trabajo»

Ante esto, el Observatorio del Empleo busca consensuar políticas para evitar un exponencial aumento del desempleo y, a su vez, mantener los niveles de ganancia empresaria.

El organismo, que dependerá del Ministerio de Trabajo, no se limitará a la elaboración de estadísticas. Aunque realizará un análisis sector por sector de la evolución del empleo, su función principal es la de programar acciones directas para fortalecer la producción y la conservación de puestos de trabajo.
En este sentido, resultará fundamental el nivel de acuerdo que alcancen las cámaras empresarias, las centrales sindicales y el Estado.

Recetario Kirchnerista

Destinado a estudiar y mantener la ocupación laboral, el Observatorio del Empleo consiste en una nueva herramienta que el kirchnerismo se dispone a utilizar para menguar los efectos desfavorables en algunos sectores de la economía.

De esta manera, podemos incluir al nuevo espacio dentro de otras medidas que la presidenta Cristina Fernández lanzó hace pocas semanas: el fortalecimiento del Programa de Recuperación Productiva (Repro), en el que a cambio de subsidios las empresas se comprometen a no despedir personal, la actualización de Plan Progresar, el relanzamiento del CEDIN para reactivar el mercado inmobiliario y el programa de financiamiento para la renovación de la flota de colectivos de corta distancia.

Toda esta batería de medidas están orientadas a mantener las características contantes en los gobiernos de Cristina y Néstor Kirchner: alto nivel de empleo y de consumo junto a un mercado interno en expansión; garantizando, a su vez, renta extraordinaria para un empresariado del cual se busca un compromiso social que no tiene ni quiere tener.

Dentro de este marco, el Observatorio del Empleo es otro de los espacios donde el Estado interviene para regularizar una situación en la que el empresariado se coloca a la ofensiva avanzando sobre derechos de los trabajadores, pero sin realizar cambios en la estructura económica.

 

Santiago Lecuna

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas