Medio Oriente

7 septiembre, 2014

Lleve la Palestina

La kufia, bufanda o pañuelo palestino se convirtió, a través del tiempo, en la bandera no oficial del pueblo palestino. En un pequeño barrio de Cisjordania, la última fábrica palestina de kufias lucha por sobrevivir.

La kufia, bufanda o pañuelo palestino se convirtió, a través del tiempo, en la bandera no oficial del pueblo palestino. En un pequeño barrio de Cisjordania, la última fábrica palestina de kufias lucha por sobrevivir.

Es fácil caminar por avenidas transitadas en Latinoamérica y escuchar a los vendedores ambulantes gritar “Lleve la palestina, llévela llévela” refiriéndose a los pañuelos tejidos tradicionales que usan en aquella región de Medio Oriente. Conocidos como kufias, estos pañuelos se han convertido en un símbolo de lucha del pueblo palestino y adoptados por diferentes movimientos sociales a nivel mundial, ya que representan rebeldía, un pueblo en lucha y el ideal del una sociedad más justa.

image (1)
www.kuifa.org

Irónicamente, tal como la imagen del Che en La Coubre, el ícono se ha desvirtuado, y lo que en su momento fue un símbolo cultural del pueblo palestino, ahora se ha convertido en un producto mercantil más “Made in China”.

La mayoría de las kufias vendidas en el mundo son producidas en China, pero en un pequeño barrio residencial de Hebrón, Palestina, sobrevive La fábrica Hirbawi. Favorita de Yasser Arafat, esta textilería ha sobrevivido a los embates del conflicto y de las sanciones económicas que le han impuesto. Yasser Hirbawi fundó este telar hace ya más de 50 años, y en su mayor apogeo, la fábrica tenía 25 empleados y más de 15 telares, pero consecuencia de un constante declive en las ventas desde hace 20 años, ahora la mantienen sus tres hijos y un fiel empleado, amigo de la familia.

La kufia blanca con negro es la más tradicional y definitivamente la más conocida a nivel mundial, sin embargo, la textilería también utiliza colores vibrantes. Las fibras de la más alta calidad definen el trabajo minucioso de Hirbawi.

Los telares requieren mucha precisión para seguir los patrones de cada pañuelo, que entre muchas historias, se dice que representan las redes de pesca, las unidad o una colmena.

la-puerta-de-la-fábrica-hirbawi-hebrón-palestina
www.kuifa.org

La historia de Hirbawi es una historia de lucha constante. Durante la primera intifada a fines de los 80, la producción cubría desde Gaza, hasta Ramallah, pero con el efecto “China” y la globalización, las kufias que fabricaban con materiales de primera calidad, fueron reemplazadas por las importadas; más baratas y de producción en masa. Por otro lado Hirbawi, ha tenido un rezago tecnológico importante, tanto en maquinaria como en tecnologías de la información, pero gracias a la inciativa ‘Young Professionals for Palestine’ (un grupo de jóvenes activistas por internet con base en Kuwait), Hirbawi se ha acercado a las redes sociales, realizando ventas en todo el mundo.

A raíz de esta colaboración nace Kufiya.org cuyo centro de operaciones está en Alemania y se encarga de distribuir por internet vía paypal, las kufias fabricadas en Palestina a todo el mundo.

Esta iniciativa de comercio justo, es una manera de colaborar con el pueblo palestino tanto ideológica como económicamente y pertenece a Made in Palestine. Comprar los productos palestinos, es una forma de fomentar la resistencia contra la ocupación israelí, y al mismo tiempo beneficia a pequeños artesanos y emprendedores en su lucha diaria para preservar su trabajo, tradición y dignidad.

 

Cristina Robles – @lapequeRo

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas