Mundo Gremial

1 septiembre, 2014

El municipio de Quilmes y la UOM acuerdan con multinacional estadounidense

Visteon, autopartista de capitales norteamericanos, cerró su planta en Quilmes afectando a 240 empleados. La municipalidad de Quilmes y la Unión Obrera Metalúrgica lograron que el establecimiento siga funcionando.

Visteon, autopartista de capitales norteamericanos, cerró su planta en Quilmes afectando a 240 empleados. La municipalidad de Quilmes y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) lograron que el establecimiento siga funcionando.

En el acuerdo al que llegaron las partes la empresa se comprometió a ceder su terreno y las máquinas para continuar la producción. Para que esto resulte viable, los ex dueños de Visteon van a facturarle a la cooperativa trabajos que tienen pendientes para los próximos meses. Además, los empleados serán indemnizados a un 150%, superando el 120% que la gerencia ofreció en un primer momento.

En el futuro, se espera conformar una cooperativa de trabajo bajo la órbita de la UOM, para que también sirva, según trascendió desde el Ministerio de Trabajo, como un espacio de formación y capacitación laboral para el sector.

La principal duda radica en el traspaso del terreno. Aun no está claro si el municipio adquirirá el predio para luego otorgarlo a los trabajadores o si será el sindicato quien detenga previsoramente las instalaciones.

La empresa, encargada de producir para varias automotrices radiadores, mangueras, condensadores de aire acondicionado y otros productos de control de climatizadores, decidió cerrar sus puertas en Martín García 3429 alegando que en el lugar se producía a menos de la mitad de la capacidad instalada, por lo que la consideró financieramente inviable.

Visteon se sumó a otras autopartistas de la industria automotriz (Lear, Gestamp) que atraviesan una situación similar. Este caso, sin embargo, presenta la novedad de una intervención de la intendencia junto al sindicato correspondiente para mantener las fuentes de trabajo.

Los muchachos de Caló

El caso Visteon puede aparecer como una de las posibles maneras de enfrentar las suspensiones y despidos que las empresas aplican a los trabajadores. Sin embargo, existe un vínculo particular entre Francisco “Barba” Gutiérrez, intendente de Quilmes, con la UOM. En el mapa de alianzas políticas que el secretario general de la UOM, Antonio Caló configura, el “Barba” Gutiérrez, que además es el secretario general de la UOM seccional Quilmes, tiene un rol central.

Tal como trascendió desde la Agencia Paco Urondo, el diputado del Frente para la Victoria, Carlos Gdansky y Gutiérrez, ambos metalúrgicos, aparecen como los candidatos de Caló: “Vamos a acompañar a Gdansky como intendente de La Matanza pero también tenemos un compañero candidato a gobernador de la provincia que es el actual intendente de Quilmes, el ‘Barba’ Gutiérrez”.

Más allá del ajedrez político en el que Caló mueve sus fichas, el accionar conjunto entre la intendencia y el sindicato aparece más como fruto de una circunstancia específica, que una política de Estado destinada a conservar puestos de trabajo.

 

Santiago Lecuna

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas