Mundo Gremial

15 agosto, 2014

Trabajadores de Emfer y Tatsa contra la judicialización de los delegados

Este jueves los trabajadores de EMFER Y TATSA movilizaron a la sede de Tribunales de la localidad de San Martín para protestar contra la judicialización del cuerpo de delegados de ambas empresas, que son acusados por los hermanos Cirigliano de “robo de documentación”.

Este jueves los trabajadores de EMFER Y TATSA movilizaron a la sede de Tribunales de la localidad de San Martín para protestar contra la judicialización del cuerpo de delegados de ambas empresas, que son acusados por los hermanos Cirigliano de “robo de documentación”.

La movilización se inició a las 9 de la mañana y se extendió hasta el mediodía, momento en que terminaron de declarar los cuatro representantes sindicales de los ocho que figuran en la causa, la cual está caratulada como “robo agravado en poblado y en banda”.

El proceso judicial contra el cuerpo de delegados fue iniciado en 2012, meses después de que los trabajadores alertaran a la Justicia Federal de que en la planta se estaba destruyendo y ocultando papelería contable. Esos materiales se sumaron a la causa donde se investiga el choque de Once en la cual los hermanos Cirigliano estan imputados por desvío de fondos.

Según Pablo Berberán, delegado gremial de EMFER, “los Cirigliano se estaba deshaciendo de documentación que comprueba el desvío de fondos que hacia la empresa con los subsidios estatales” y la causa que les abrieron -una entre varias mas que pesan sobre estos ocho obreros-, “es una estrategia de la patronal para romper la organización sindical de los trabajadores”.

Por su parte los propietarios de EMFER Y TATSA sostienen que los delegados gremiales habrían extraído archivos y documentación de las instalaciones de la empresa.

“Lo que no aclara Cirigliano es que muchos de esos documentos y libros contables estaban escondidos dentro de calderas y otros estaban siendo prendidos fuego para esconder la negligencia de este grupo y su responsabilidad en el accidente de Once”, explicó Ezequiel Peralta, delegado de EMFER y uno de los procesados.

Otro de los delegados agregó que fueron los trabajadores los que rescataron esa documentación para ponerla a disposición de la Justicia para la investigación del accidente de la estación de Once ocurrido en febrero de 2012 en el cual cincuenta y dos personas perdieron la vida y otras 700 fueron heridas. “Los que estaban robando al pueblo, sin invertir un mango y llevándosela en pala con los subsidios son ellos, no nosotros los laburantes”.

El inicio de las indagatorias se da en plena lucha de los obreros de EMFER Y TATSA por el sostenimiento de sus puestos de trabajo y por el cobro de sus salarios atrasados ya que el grupo Cirigliano plantea estar en quiebra y “no tener mercado” para su material rodante ferroviario, por su parte el Estado tampoco da respuesta a los 450 operarios de las dos empresas.

Este jueves y viernes los delegados fueron citados a dar declaración “informativa” para relatar su versión ante el fiscal Insaurralde. Si bien la instancia no es obligatoria los trabajadores decidieron declarar “por una cuestión moral, para aportar pruebas en la causa de once”.

 

Gonzalo Armua

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas