Mundo Gremial

25 junio, 2014

“Son multinacionales que han tenido ganancias fabulosas”

Mientras que desde el Gobierno se apuesta a la estrategia del Plan Pro.Cre.Auto como forma de superar la crisis del sector automotriz, grandes multinacionales autopartistas como Lear o Gestamp aprovechan para despedir o suspender personal y para incrementarlos ritmos laborales. Cuestionamientos a las empresas y a los representantes gremiales de SMATA.

Mientras que desde el Gobierno se apuesta a la estrategia del Plan Pro.Cre.Auto como forma de superar la crisis del sector automotriz, grandes multinacionales autopartistas como Lear o Gestamp aprovechan para despedir o suspender personal y para incrementarlos ritmos laborales. Cuestionamientos a las empresas y a los representantes gremiales de SMATA.

Los trabajadores de empresas como las autopartistas Lear o Gestamp denuncian que en realidad no hay una crisis en este sector de proveedoras de las grandes automotrices sino que estas grandes empresas multinacionales están aprovechando la situación para disciplinar más a la fuerza de trabajo en las empresas, despidiendo trabajadores o suspendiéndolos sin goce de sueldo; para imponer peores condiciones laborales, garantizando la misma producción con menos personal; o para tratar de quebrar la organización de los trabajadores que se han dotado de nuevas comisiones internas combativas. Gustavo Tocaioli, delegado de la autopartista Lear, y Agustín Comas, miembro del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CEPRODH) y abogado de los trabajadores despedidos y suspendidos de Lear y Gestamp, analizaron la situación en diálogo con el programa Con el pie izquierdo, de Radio Sur.

Tocaioli denunció que los despidos y suspensiones implementados por la autopartista hacen parte de una “crisis inventada por parte de la empresa, una crisis que no es real”. El delegado explica que Lear provee a Ford Argentina de mazos eléctricos para los vehículos Ranger y Focus y que durante años la provisión de Lear era la justa para la producción de aproximadamente 540 unidades diarias de la automotriz. En estos últimos meses, agrega, Ford no ha bajado su ritmo de producción pero Lear sí decidió hacerlo unilateralmente: “A partir de este primero de enero para adelante, donde acá en Lear hubo 170 retiros voluntarios, la empresa bajó la producción, que se llevó a 440 piezas por día, bajando la producción cuando Ford no la disminuía… Y ahora en Lear, con todas estas suspensiones que hubo (330 suspendidos de los que reingresaron 120) y los dos despidos que hubo con causas inventadas, se está produciendo por debajo de la mitad de lo que produce Ford”.

El delegado de Lear explica que la diferencia de provisión es cubierta por Lear por la vía de la importación de la producción desde sucursales extranjeras de la empresa: “En un país donde hay un cepo en la aduana, donde uno no pude ni siquiera comprar algo en otro país porque te piden que vayas a reglamentarlo en la AFIP ahora Lear está trayendo containers llenos de mazos importados”.

En ese sentido, Tocaioli considera, en relación con el discurso presidencial en el que se anunció el plan Pro.Cre.Auto, que “hay un montón de cosas que por ahí se ocultan desde los discursos tanto de la presidenta como de la ministra” porque en realidad puede que la producción se incremente garantizando la importación de piezas producidas en otro país pero esto no necesariamente sirve para resolver la situación de los trabajadores de las autopartistas. “Me parece que si el discurso de la presidenta es como el de ayer, sobre las autopartes nacionales y todo, hay que empezar a justificarlo desde el lado de los hechos. Y acá en Lear se está haciendo todo lo contrario. Se está sustituyendo la mano de obra argentina por mano de obra extranjera”, concluye.

El abogado de los trabajadores de Lear y Gestamp, Agustín Comas, coincide en este punto del diagnóstico y agrega que en el caso de éstas autopartistas se trata de multinacionales que han tenido ganancias “fabulosas” en los últimos años y que, por lo tanto, ahora “no pueden aducir crisis”. Comas denuncia que las empresas están aprovechando para “dejar a compañeros trabajadores en la calle y para imponer peores condiciones de trabajo”, es decir, para “lo mismo con menos cantidad de gente, con mayores ritmos de producción”.

Pero Comas también denuncia que la estrategia empresaria no tiene motivaciones sólo económicas sino también políticas porque otro de los objetivos centrales tiene que ver con “atacar a los trabajadores y tratar de quebrar la organización que consiguieron dentro de la fábrica”:  “Por eso es que atacan y despiden a los trabajadores de Gestamp y suspenden ilegalmente a los trabajadores de Lear, incluso ahora sin goce de sueldo, que son dos empresas donde los trabajadores se venían organizando y reclamando mejores condiciones de trabajo y habían ganado comisiones internas que respondían al activismo y a la base de la fábrica”.

“Las ganancias de las empresas durante los últimos años han sido fabulosas y por una crisis de algunos meses no pueden despedir masivamente. Los puestos de trabajo se pueden mantener completamente”, concluye el abogado.

Finalmente, tanto Tocaioli como Comas, coinciden en denunciar la complicidad del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), dirigido por Ricardo Pignanelli. Tanto en el caso de los 67 despedidos de Gestamp (que continúan en la calle luego de la revocatoria “ilegal” de la conciliación obligatoria dictada por el gobierno de la Provincia de Buenos Aires), como en el de las suspensiones de Lear (198 trabajadores continúan suspendidos sin goce de sueldo), SMATA jugo a favor de las decisiones de las empresas y del gobierno y en contra de los trabajadores.

Tocaioli plantea: “Entonces, con un fallo a favor del Ministerio de Trabajo, me parece que tendrían que empezar a mover todo esto que está pasando. En el fallo lo que se les pide, tanto al sindicato como a la empresa, es sentar posición frente al Ministerio. Pero todavía ninguno de los dos se hizo presente”. Y agrega que los dirigentes del sindicato recién se hicieron presentes en Lear este lunes 23, cuando el conflicto ya lleva semanas y se hicieron diversas movilizaciones de gran repercusión pública, como un corte de las avenidas Corrientes y Callao:  “Los dirigentes del sindicato dijeron que no estaban notificados de la situación de Lear”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas