Nacionales

16 junio, 2014

Sobisch fue absuelto en el caso por la “zona liberada”

El ex gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch, fue absuelto este lunes en una causa donde se lo imputada por ordenar a la policía “liberar” la zona donde se realizaba una protesta de docentes en el año 2006 cuando estos fueron atacados por personas no identificadas que llevaban uniformes de la UOCRA.

El ex gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch, fue absuelto este lunes en una causa donde se lo imputada por ordenar a la policía “liberar” la zona donde se realizaba una protesta de docentes en el año 2006 cuando estos fueron atacados por personas no identificadas que llevaban uniformes de la UOCRA.

El juez Marcelo Muñoz definió que el ex gobernador y actual presidente del Movimiento Popular Neuquino (MPN), Jorge Sobisch, es inocente del delito de abuso de autoridad en la causa por la que se investigan los hechos ocurridos en 2006 en la entrada de la refinería de Plaza Huincul y en la que fue atacado un grupo de docentes por supuestos obreros de la UOCRA.

La sentencia se leyó en una sala repleta y con una manifestación de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN). El sindicato fue el principal impulsor de la causa, que llegó a las audiencias gracias al impulso de la querella.

El juez Muñoz dictaminó que se consideraban probados los hechos registrados en Plaza Huincul, cuando un grupo de personas identificadas como perteneciente a la UOCRA, atacaron los docentes que cortaban la ruta frente a la destilería. Sin embargo consideró que no había pruebas sobre una orden directa de parte del gobierno de Sobisch ya sea de “liberar la zona”, como sucedió ya que ningún policía estaba presente, ni de enviar a los supuestos trabajadores a agredir a los manifestantes.

Ricardo Mendaña, abogado de la querella, había asegurado al comienzo del juicio que “la prueba que presentamos es muy clara” porque “hay testigos que escucharon cómo se irradiaba por el sistema de comunicación policial que la orden era no intervenir, no actuar”. Pero además “semanas después de los hechos el propio Sobisch fue quien en declaraciones periodísticas afirmó que fue él quien dio la orden”, agregó.

Para el magistrado el discurso posterior del entonces mandatario provincial, “fue una exhortación política, y de respaldo a las autoridades policiales, y no el reconocimiento de haber dado una orden específica”.

El abogado Sobisch, Martín Segovia, manifestó estar “conforme” con la sentencia judicial, pues “quedó establecido” que su defendido “no tenía ninguna responsabilidad” en los hechos ocurridos. “En modo alguno dio como probado una orden que haya dispuesto no actuar a la policía”, dijo.

Conocido el fallo se produjo un enfrentamiento entre sectores afines al gobernador y del gremio docente ATEN, quienes derribaron las vallas policiales para enfrentarse a los militantes del MPN. Allí hubo piedrazos cruzadas entre ambas facciones y de parte de los docentes hacia la policía. Los uniformados respondieron con gases y balas de gomas.

Los hechos por los que se absolvió a Sobisch sucedieron un año antes de que el maestro Carlos Fuentealba fuera asesinado por la policía durante un corte de ruta en la misma provincia. Por ese hecho fue condenado a cadena perpetua el policía Darío Poblete, responsable del disparo que mató a Fuentealba. Sin embargo ningún otro responsable, ni policial ni político, fue imputado. Tampoco, obviamente, el entonces gobernador Sobisch.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas