Géneros

12 junio, 2014

Primera maestra trans de Entre Ríos consiguió la tenencia de sus sobrinos

Este miércoles se dio a conocer el fallo que autoriza a Silvina Buyutti, primera maestra trans de la provincia de Entre Ríos, a ser la tutora legal de sus sobrinos quienes quedaron huérfanos luego que su padre asesinó a su madre y luego se suicidó.

Este miércoles se dio a conocer el fallo que autoriza a Silvina Buyutti, primera maestra trans de la provincia de Entre Ríos, a ser la tutora legal de sus sobrinos quienes quedaron huérfanos luego que su padre asesinó a su madre y luego se suicidó.

La jueza civil Andrea Cantaberta, firmó la resolución que le otorgó a la maestra la guarda de sus cuatro sobrinos, tras un trámite iniciado por Buyutti en junio del año pasado ni bien los chicos quedaron huérfanos.

“Ahora estos chicos son la mayor responsabilidad que tengo en la vida. Esto me cambió la vida para siempre”, dijo Silvina. Cuando su hermano asesinó a su cuñada y después se mató, Silvina se hizo cargo de sus sobrinos inmediatamente. Fue al Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) y tramitó su tenencia. Un año después la Justicia la avaló.

“Estoy muy emocionada y feliz porque me dieron la tutela definitiva de mis sobrinos y sobrinas”, agregó la maestra que en 2012 fue la primera persona en Entre Ríos que accedió al derecho a cambiar su DNI gracias a la Ley de Identidad de Género.
Historia de vida

Silvina nació en Nogoya, provincia de Entre Ríos, en una familia pobre. Esto la obligó a trabajar desde joven. Según relataron los distintos medios de comunicación que informaron al respecto a los 8 años cargaba cajones de verdura y limpiaba un local. Luego trabajó en un taller mecánico, en una explotación apícola, cuidó chicos y fue panadera.

Recién a los 18 años pudo comenzar la escuela secundaria y cuando se recibió decidió ser maestra. A los 25, obtuvo el título para ejercer y en 2005 accedió a un puesto como docente integradora en Villa Paranacito, en el delta entrerriano, aunque con su identidad anterior. Para trabajar viajaba cada semana 360 kilómetros.

En 2012 solicitó en el Registro Civil de Nogoyá acceder a los derechos contemplados en la Ley de Identidad Género. Su nombre y su género cambiaron (legalmente, porque desde mucho antes se autopercibía como mujer) y Silvina se convirtió en la primera mujer trans en obtener su DNI en Entre Ríos.

Como docente ya había logrado que en sus recibos de sueldo, en su credencial de puntaje y en su legajo personal del Consejo de Educación, figure su nueva identidad. A mediados de 2013, concursó y pasó a ser la primera maestra trans en titularizar en Entre Ríos. Silvina fue destinada a la escuela 17 de Agosto de Aranguren, una localidad rural del departamento Victoria, situada a casi 100 kilómetros al este de la capital entrerriana y muy cerca de su Nogoyá natal.

«Esto marca un cambio impulsado por las leyes que hoy rigen, pero también un cambio cultural, que pone fin a la discriminación, con una sociedad que va absorbiendo estos cambios», dijo en aquel momento la presidenta del jurado de concursos del CGE, Liliana Dasso.

Por su parte Pedro Paradiso Sottile, secretario y coordinador del Área Jurídica de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), manifestó: «Compartimos la felicidad de Silvina y sus sobrinos y sobrinas por el reconocimiento de su familia en un acto de justicia. Sentimos orgullo de continuar luchando por el respeto y reconocimiento de las familias diversas, de los derechos de niñas, niños y adolescentes como sujetos titulares de derechos, rompiendo los viejos paradigmas de exclusión y discriminación que históricamente vulneran nuestros derechos humanos fundamentales».

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas