Economía

12 junio, 2014

Acuerdo automotriz entre Argentina y Brasil

Argentina y Brasil alcanzaron un nuevo acuerdo comercial referido a la industria automotriz. Ambos países buscan avanzar en reducir el déficit comercial y abrir un proceso de sustitución de autopartes importadas por aquellas producidas localmente. Los desequilibrios del sector y los detalles del acuerdo.

Argentina y Brasil alcanzaron un nuevo acuerdo comercial referido a la industria automotriz. Ambos países buscan avanzar en reducir el déficit comercial y abrir un proceso de sustitución de autopartes importadas por aquellas producidas localmente. Los desequilibrios del sector y los detalles del acuerdo.

Los gobiernos de Argentina y Brasil alcanzaron el día de ayer un acuerdo vinculado a la industria automotriz. Así lo anunció el ministro de Economía Axel Kicillof, quien lo suscribió junto a la ministra de Industria, Débora Giorgi, y su par brasilero Mauro Borges. El acuerdo alcanzado fue caracterizado como de “integración productiva”, y lo que hace es prorrogar por un año más un acuerdo ya existente, y que en la actualidad se encontraba vencido.

Los problemas que afronta la industria automotriz en ambos países vienen siendo materia de debate y puso en cuestionamiento este entramado industrial. La caída de la demanda brasilera contrajo fuertemente las exportaciones de Argentina, al ser Brasil el principal socio comercial del país, y profundizó los desequilibrios de una rama de actividad altamente deficitaria.

Según describió el titular del Palacio de Hacienda, con el acuerdo actual “se marcaron pautas para la participación de las empresas. La idea es balancear el comercio por acuerdos privados. Dar previsibilidad a la balanza comercial y el flujo de divisas”. El mismo tiene dos partes, por un lado involucra la coparticipación entre ambos gobiernos, en vías de dar lugar a una mayor previsibilidad a la industria, como afirmó Kicillof, mientras la otra parte del acuerdo contempla al sector privado.

Según sostuvo el ministro durante el anuncio: “se ha acordado entre los dos gobiernos, la ampliación por un año del protocolo bilateral, al tiempo que se sentaron criterios para negociar un protocolo mayor por cinco años que incluya también las autopartes”. Esta negociación que se abrirá en un futuro próximo pretende que el nuevo acuerdo, con fecha para julio de 2015, se prolongue hasta el año 2020. Con la prolongación anual de estos acuerdos, “recuperamos la forma de regular el comercio y le dimos horizonte y previsibilidad, afirmó a su vez la ministra Débora Giorgi.

El tramo del acuerdo que corresponde a los privados contempla cuotas de participación mínimo en cada mercado, con el objetivo de sostener un flujo de divisas equilibrado. Así se acordó una participación del 11% de vehículos argentinos en el mercado brasilero, y del 44,3% de autos brasileros en el mercado local. La base para calcular dichas cifra será tomada a partir de los niveles de patentamiento.

Por otro lado se destacó que uno de los mayores problemas que la industria enfrenta en ambos países pasa por el uso de autopartes producidas exclusivamente por empresas multinacionales asociadas a las grandes terminales. El objetivo trazado en este sentido pasa por identificar esas autopartes, y buscar aumentar la oferta de las mismas que sean de origen brasilero y argentino, en remplazo de las producidas por las autopartistas que operan bajo una lógica global. En 120 días tanto Argentina como Brasil deberán presentar informes en donde se detalle el porcentaje de autopartes extranjeras utilizadas, para de esta manera buscar revertir dicha situación.

En un comunicado difundido desde el Ministerio de Industria,  sostuvieron en relación a esta cuestión que la propuesta pretende “la modificación de la regla de origen, tendiente a incrementar el contenido regional y de autopartes y la construcción de una política industrial común para autopartes, al amparo del Acuerdo, que considere la revisión de la estructura arancelaria y de los diversos mecanismos que perforen los aranceles”.

Uno de los puntos centrales del acuerdo se refirió a los termines del intercambio, con un flex de comercio de 1,5 dólar. Esto significa que por cada millón de dólares que Argentina exporte a Brasil, el mismo puede colocar productos por 1,5 millones de dólares.

Anteriormente, el mismo había se había fijado en 1,9, pero tras el vencimiento del acuerdo anterior rondada los 1,6. La posición argentina al comienzo de las negociaciones pretendía que se estableciese en 1,2 o 1,3, finalmente el mismo ascendió a 1,5. Al pronunciarse sobre el flex de comercio fijado, el ministro de Industria brasilero, Mario Borges, afirmó que “lo que importa es el volumen de comercio entre ambos países y el flex acordado favorecerá un flujo pleno”.

Con el acuerdo cerrado en la tarde del miércoles, ambos países buscan reducir el déficit comercial de un sector industrial que viene enfrentando a lo largo de este año severas complicaciones. En Argentina la industria automotriz explica el 5,5% del PBI industrial, y cerró en 2013 con un déficit de 9000 millones de dólares, en una rama industrial que se ha caracterizado por su concentración económica y su dependencia tecnológica. Con respecto a Brasil, este déficit representó el año anterior 2400 millones de dólares.

Este año junto a la devaluación de enero, los problemas estructurales anteriormente destacados, y la caída en las ventas dentro del mercado local, se sumó el retroceso en la exportación hacia el mercado brasilero. Mientras se estimaba una caída del 5% en las ventas, estas terminaron siendo del 17%. El actual acuerdo alcanzado busca ser la punta de lanza que revierta una situación considerara preocupante para ambos gobiernos.

El objetivo de detectar aquellas autopartes importadas y modificar la denominada regla de origen, pretende incorporar a los automóviles, autopartes producidas regionalmente, sin embargo resta por verse si esto puede revertir la tendencia de las terminales automotrices, enfocadas en incorporar desarrollos externos, y privilegiar la relación que sostiene con las autopartistas que funcionan como proveedoras megaglobales.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas