Europa

11 junio, 2014

Rusia y Ucrania, ahora en conflicto por el gas

Esta semana se vencieron los plazos para que Ucrania pague deudas atrasadas por la compra de gas ruso. La Unión Europea, interesada en que no se corte el suministro a todo el continente, participa de las negociaciones como mediadora.

Esta semana se vencieron los plazos para que Ucrania pague deudas atrasadas por la compra de gas ruso. La Unión Europea, interesada en que no se corte el suministro a todo el continente, participa de las negociaciones como mediadora.

Ucrania enfrenta una guerra civil desde que en febrero pasado se diera un golpe de Estado que derrocó al presidente Víctor Yanukovich. Fue así que la península de Crimea se proclamó independiente y pidió la anexión a Rusia, cuestión que se concretó velozmente. Le siguieron las regiones del este del país, Donetsk y Lugansk, que realizaron un referéndum donde la población (de mayoría ruso parlante) votó por la independencia.

Ante esta situación, el gobierno ucraniano lanzó una ofensiva militar que se convirtió en una guerra civil ante la imposibilidad del ejército de derrotar a las milicias populares velozmente como tenían previsto.

rutas gas ruso ucraniaPero como si esto fuera poco, al gobierno ucraniano, que ahora es presidido por Piotr Poroshenko, quién ganó las elecciones que se realizaron tras el golpe de Estado, se le vino un nuevo problema encima. Se le vencieron los plazos para pagar por el gas ruso del cual depende la mayor parte de Ucrania.

Cuando el derrocado presidente Yanukovich rechazó, en noviembre de 2013, firmar un acuerdo de asociación con la UE, Rusia intervino renegociando los contratos, bajando el precio y otorgando préstamos a Kiev. Sin embargo, al ser derrocado Yanukovich, la empresa Gazprom dio marcha atrás en sus concesiones lo que generó el actual conflicto.

Fue así que este miércoles Alexánder Novak, ministro ruso de Energía, aseguró que el acuerdo entre Rusia y Ucrania sobre el pago de la deuda por exportaciones gasíferas en noviembre y diciembre, valorado en mil 450 millones de dólares, permanece sin cambios. Ucrania debe pagar, además, tres mil millones por los suministros de abril y mayo, de acuerdo con el contrato actual de de 485 dólares por cada mil metros cúbicos, según informó la agencia rusa Ria Novosti.

De esta forma Novak dejó sentada la posición de que Rusia no pretende modificar el precio del gas de manera retroactiva como insisten desde el Ejecutivo de Kiev.

Es que el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, sostuvo que su “propuesta era, es y seguirá siendo la misma: cambios en el contrato» firmado con Moscú en 2009 por la ex primera ministra ucraniana, Yulia Timoshenko (curiosamente una de las partidarias del golpe de Estado que tensó las relaciones con Rusia).

Ante este panorama es que Kiev, Moscú y la Unión Europea (UE) iniciaron negociaciones en Bruselas para intentar zanjar la disputa por las deudas ucranianas y llegar a un acuerdo sobre el precio para futuros suministros.

Este martes debía expirar el plazo concedido a Ucrania por Gazprom para saldar la deuda acumulada. El consorcio ruso advirtió con antelación que en caso de que Kiev no salde esos débitos exigirá el pago por adelantado, lo que podría implicar cortes eventuales de los suministros. Sin embargo, el comisario europeo de Energía, Gunter Oettinger (que hace las veces de mediador), pese a reconocer que los tres negociadores no lograron alcanzar ningún acuerdo, resaltó que únicamente pactaron «no recurrir a acciones equivocadas», según su terminología.

El gobierno ruso y Gazprom acordaron no suspender aun el suministro y seguir negociando pero el tiempo corre y la situación apremia. La UE no puede arriesgarse a que el gas ruso deje de ingresar a Ucrania ya que por allí entra al resto de Europa, sin embargo tampoco puede dejar de lado a su nuevo aliado en Kiev. Un dilema que los funcionarios de Bruselas y, sobre todo, los de Berlín, deberán resolver a la brevedad.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas