Nacionales

9 junio, 2014

Recortes en los comedores escolares por parte del gobierno de Scioli

El Ministerio de Desarrollo Social bonaerense implementó un recorte en la cantidad de chicos afectados al Servicio Alimentario Escolar. Bajo el aumento en el valor de las raciones alimenticias, cerca de 500 mil chicos dejarán de recibir este beneficio. Los reclamos de la Federación de Educadores Bonaerenses y SUTEBA.

El Ministerio de Desarrollo Social bonaerense implementó un recorte en la cantidad de chicos afectados al Servicio Alimentario Escolar. Bajo el aumento en el valor de las raciones alimenticias, cerca de 500 mil chicos dejarán de recibir este beneficio. Los reclamos de la Federación de Educadores Bonaerenses y del SUTEBA.

El gobierno provincial de Daniel Scioli introdujo cambios en el Servicio Alimentario Escolar (SAE), un beneficio que reciben niños, niñas y adolescentes que cursan sus estudios en las escuelas de la provincia de Buenos Aires, y que contempla los servicios de desayuno y merienda completa (DMC), y las raciones simples y dobles en el nivel Medio.

El Ministerio de Desarrollo Social bonaerense, conducido por Eduardo Aparicio, dio a conocer días atrás la restauración del SAE, con el objetivo de conseguir un “funcionamiento adecuado” del mismo. Bajo estos cambios se encuentra un aumento en el valor de las raciones alimenticias, un reclamo sostenido hace largo tiempo por la comunidad educativa. Sin embargo, los cambios implementados también significan un recorte de entre el 23 y el 30% de los chicos que reciben este beneficio. Con una totalidad de 1.775.646 beneficiarios, 530.387 niños y niñas se quedarán fuera del SAE.

En el comunicado difundido por la cartera de Desarrollo Social, donde se da a conocer la medida, se afirma que “Encaramos un proceso de fortalecimiento de los programas del Ministerio, y las decisiones tomadas involucraron a los distintos sectores con sus necesidades particulares. Nuestro objetivo es una mejor calidad alimentaria, de este modo los consejos escolares contarán con un presupuesto adecuado para cumplir los requerimientos”.

“En ningún momento el gobierno bonaerense admite los recortes, lo hace de manera implícita, pero no hay ninguna frase textual que hable de los mismos. Lo que se limita a decir es que hubo cambios y reordenamientos del programa en pos de que haya un funcionamiento adecuado. Esa fue la palabra textual que uso el ministro en un comunicado que se difundió. Pero no se dice nada del recorte”, así se refiere a la problemática Diego Sánchez, periodista e integrante del Foro por los Derechos de la Niñez, en dialogo con Radionauta, FM 106.3.

Sánchez describe por otra parte, que los recortes introducidos por la cartera que conduce de Aparicio, vienen de la mano del aumento en los valores de los cupos, un reclamo instalado hace tiempo: “Hasta el mes pasado un Comedor tenía el valor de $5 y una copa de leche de $2. Eran valores que estaban desactualizados desde 2012 y tenían muchos pedidos de aumentos por parte de consejeros escolares, de docentes, y de diferentes organizaciones sociales. En función de ello, se aumentaron, no con un incremento como el que se pedía, pero se incrementaron”.

Este recorte, camuflado detrás de los aumentos en los valores de los cupos, genera ahora un problema político-comunitario, “ya que es necesario decidir a quién se le da y a quién no este servicio. Algo bastante importante en una escuela donde generalmente hay familias con necesidades básicas insatisfechas o una escuela que está ubicada en una zona de vulnerabilidad social. Es una situación muy compleja”, apunta el periodista e integrante del Foro por los Derechos de la Niñez.

Esta situación generó un reclamo por parte de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) y del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (SUTEBA), quienes sostienen que el recorte “es un disparate”. Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA, afirmó que “el gobierno lejos de cumplir el acuerdo paritario, está produciendo un recorte que rechazamos de plano. La situación de los comedores sigue siendo tan mala o peor que antes del reclamo. Se van a ver afectados todos los distritos por eso le reclamamos al gobierno que vuelva para atrás”. La medida fue también tildad de “injusta y arbitraria” por parte de Silvia Almazan, secretaria general de Cultura y Educación de SUTEBA.

En este sentido, la FEB y SUTEBA analizan para lo que resta semana alguna medida de fuerza, que incluya la movilización hacia el Ministerio de Desarrollo Social, mientras se continúa con la difusión entre la comunidad educativa de los recortes llevados adelante por el gobierno provincial.

Según sostuvo Sánchez la actual situación a raíz de las medidas implementadas por Desarrollo Social, es crítica. “Siguen apareciendo más realidades y mas pedidos de emergencia educativa. La Plata y Berazategui ya piden que se dicte la emergencia y se retrotraiga la medida”, sostuvo el periodista, quien finalizó indicando: “El ministro de Desarrollo Social dice que tiene una determinada cantidad de plata para repartir y en función de ello no puede hacer mas nada”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas