Educación y Ciencia

23 mayo, 2014

Aulas containers clausuradas en el Lengüitas

Este martes el juez Contencioso Administrativo Roberto Andrés Gallardo ordenó la clausura de dos “aulas container” ubicadas por el Gobierno porteño en el colegio Normal en Lenguas Vivas Sofía E. Broquen de Spangenberg (más conocido como Lengüitas) y su desmantelamiento en el plazo de diez días. También multó al ministro porteño de Educación.

El juez Andrés Gallardo ordenó la clausura de dos «aulas containers» en el colegio Lengüitas, planteó un plazo para su desalojo y multó al ministro de Educación porteño Esteban Bullrich. El padre de una de las alumnas del colegio describe el proceso y denuncia la política porteña de vaciamiento de la educación pública.

Este martes el juez Contencioso Administrativo Roberto Andrés Gallardo ordenó la clausura de dos “aulas container” ubicadas por el Gobierno porteño en el colegio Normal en Lenguas Vivas Sofía E. Broquen de Spangenberg (más conocido como Lengüitas) y su desmantelamiento en el plazo de diez días. El Gobierno había instalado estos containers, que el eufemismo oficial denomina como “aulas modulares”, en el colegio para tratar de lidiar con el impacto de una desbordada matrícula producto del millonario e ineficiente sistema de inscripción online implementado al comienzo del ciclo lectivo 2014.

Ignacio, padre de una alumna del colegio, en comunicación con el programa Con el pie izquierdo, de Radio Sur, cuenta que “Cuando comienza el año en nuestra escuela tenemos 120 inscriptos que no se pueden recibir fruto de la inscripción online que fue un desastre”. Ante la “imposición” de las aulas containers, a las que los padres llaman “estructuras de lata”, cuenta Ignacio que: “Los padres autoconvocados de la escuela consideramos que esas estructuras no son aptas para ser utilizadas como aulas, hicimos un montón de denuncias, un abrazo a la escuela, y permanentemente estuvimos exigiendo que esos containers se retiren de la escuela”.

Luego recuerda que en el mes de abril el rector Horacio Badaracco había informado que recibió una descarga eléctrica de uno de esos containers y denuncia que, si bien no se están utilizando como aulas, esos cointainers están en el patio de los chicos. Pero además cuenta que luego de la preocupación generada por la denuncia del rector “los padres nos escandalizamos y fuimos a pedir explicaciones, a pedir que rectifiquen un acta de seguimiento de obras de la Cooperadora, y él se enojó mucho porque se sintió perseguido, nos dijo que él lo había informado por mail a las autoridades. Lo minimizó. Pero después sucedió algo terrible que fue que ese mismo rector que informó sobre la electrificación, una semana después, un día de lluvia, cuando los talleristas le piden las llaves del Salón de Usos Múltiples para albergar a los chicos, les da las llaves del container y termina dándose un taller de huerta allí”.

Después de este hecho la Asesora Tutelar de Menores Mabel López Oliva pide una inspección, van los bomberos a la escuela y corroboran que esas estructuras modulares no tienen descarga a tierra y a partir de eso piden la clausura al juez. En medio de esta conflictiva situación Horacio Badaracco renuncia a su cargo y asume la Vicerectora, hecho frente al Ignacio opina: “Estamos muy enojados los padres autoconvocados con el anterior rector y con el manejo que tuvo de la situación y tenemos muchas expectativas en que la nueva gestión cumpla con sus compromisos”.

En ese contexto, el juez Gallardo, además de clausurar los containers ordena que sean desalojados de la escuela en el plazo de diez días y le impone al ministro de Educación porteño Esteban Bullrich una multa de 27.850 pesos por día de demora, contando desde el 5 de mayo. Ignacio aplaude esta medida y sostiene que el juez Gallardo “es una de las pocas autoridades de que es consciente de las responsabilidades delos funcionarios y que los multa a ellos en vez de al Estado, porque a los funcionarios les importa tres carajos que el Estado pague una multa y no cumplir con sus obligaciones”.

Finalmente denuncia que el Gobierno de la Ciudad y sus funcionarios no toman los containers como soluciones provisorias, sino que las consideran permanentes: “el secretario de infraestructura, Ragazzoni, que para mi frente a esto debería renunciar, es una persona que dijo que esto era definitivo, que tienen garantía para diez años estas estructuras”. Además enmarca el tema de los containers en una política educativa más general del Gobierno que “va llenando los patios de las escuelas con esos containers para decir que ampliaron la capacidad pero no invierten en infraestructura y esto es un proceso de vaciamiento de la escuela pública que viene acompañado por el cierre de escuelas, porque este mismo gobierno en 2012 cerró 220 cursos en 30 escuelas de la Ciudad de Buenos Aires”.

Sin embargo, el ministro Bullrich aún no ha hecho declaraciones respecto de la clausura o de la multa que se le impuso. Tal vez porque está ocupado preparando la charla debate programada para la noche de este jueves 22 en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNT de la ciudad de San Miguel de Tucumán sobre el tema  “El fraude educativo en Argentina y Perspectivas de la economía en 2014”, organizada por la agrupación “PROpuesta Universitaria Económica”.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas