Derechos Humanos

9 mayo, 2014

Se aprobó la disolución del Instituto Espacio para la Memoria

Este jueves por la tarde la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el traspaso de todos los espacios para la memoria a Nación y disolvió el ente autárquico que hasta el momento era el responsable de gestionarlos: el Instituto Espacio para la Memoria (IEM). El PRO y el Frente para la Victoria votaron juntos el proyecto que fue rechazado por organismos de Derechos Humanos

Este jueves por la tarde la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el traspaso de todos los espacios para la memoria a Nación y disolvió el ente autárquico que hasta el momento era el responsable de gestionarlos: el Instituto Espacio para la Memoria (IEM). El PRO y el Frente para la Victoria votaron juntos el proyecto que fue rechazado por organismos de Derechos Humanos.

Hace algunas semanas se había intentado votar y no se pudo por falta de quórum. Este jueves la Legislatura porteña sesionó y aprobó, entre otras cuestiones, la disolución del IEM y el traspaso de todos los espacios para la Memoria al gobierno nacional.

Con 41 votos positivos y 16 negativos el parlamento porteño cedió por 30 años al Ejecutivo nacional cinco ex centros clandestinos de detención durante la última dictadura que hoy se utilizan como espacios para la memoria. Entre ellos se encuentra la emblemática ex ESMA. Del interbloque kirchnerista solo votaron en contra Gabriela Cerrutti y Pablo Ferreyra, mientras que Aníbal Ibarra decidió no presentarse al recinto. El resto de los legisladores del Frente para la Victoria junto al PRO votaron a favor del traspaso.

Ya desde las semanas previas este proyecto había despertado críticas de distintos organismos de Derechos Humanos que defendían la autonomía del IEM. En este mismo portal Adolfo Pérez Esquivel, premio nobel de la paz y titular del Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) que formaba parte del directorio del IEM, afirmó que la preocupación principal es que “en política nada es permanente. Cuando cambie el gobierno ¿qué gobierno va a venir? Si esto no es autárquico, no es autónomo, lo pueden barrer”.

En el día de la fecha Pérez Esquivel denunció que este es «un nuevo pacto de PRO y los K, que quieren convertir a la ex ESMA en su búnker».

Por su parte, Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora, sostuvo: «Era el único espacio independiente y autónomo que quedaba. Me da pena que esto haya sido un gran negocio». Además coincidió con el premio nobel de la paz en que «el próximo gobierno tiene carta blanca para hacer lo que quiera, incluso desarmarlo. Todo va a ser manejado partidariamente y va a perder validez ante el mundo».

Cortiñas además destacó que “este gobierno nacional tuvo muchos avances, pero esto es un gran retroceso” y se lamentó que “hoy no estábamos con enemigos, eso es lo triste. Con muchos marchamos juntos durante estos cuarenta años”.

Finalmente, la legisladora por Nuevo Encuentro, Gabriela Cerrutti afirmó que «las políticas se tienen que pensar más allá de quién esté en el Gobierno, porque por ejemplo si Daniel Scioli llega a ser presidente en 2015 no sé si va a haber políticas de derechos humanos a nivel nacional». Por eso justificó su voto en contra argumentando que «los que manejen temas de construcción de la memoria colectiva tienen que ser algo separado del Gobierno, lo que garantiza que las políticas puedan continuar más allá del 2015».

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas