Mundo Gremial

8 junio, 2017

Trabajadores de prensa movilizaron contra los 2500 despidos en el sector

«Sin trabajo no hay libertad de expresión». Esa fue una de las principales consignas de la movilización nacional de trabajadores de prensa que este jueves marchó desde el Obelisco porteño hasta la sede del Ministerio de Trabajo ubicada en la calle Callao.

«Sin trabajo no hay libertad de expresión». Esa fue una de las principales consignas de la movilización nacional de trabajadores de prensa que este jueves marchó desde el Obelisco porteño hasta la sede del Ministerio de Trabajo ubicada en la calle Callao.

Impulsada por sindicatos de todo el país nucleados en la Mesa Nacional de Trabajadores de prensa, la convocatoria puso sobre la mesa la gran cantidad de despidos que viene sufriendo el sector. Desde diciembre de 2015 fueron más de 2500 trabajadores y trabajadoras de prensa que quedaron en la calle.

«En esta semana del periodista nos hacemos visibles ya que es muy difícil para nosotros salir en los medios porque las patronales se complotan», denunció el secretario general del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba), Fernando «Tato» Dondero.

En diálogo con «Con el pie izquierdo» (Radio Sur 88.3) añadió: «Nos hacemos visibles frente al Ministerio de Trabajo también porque como a todos los trabajadores, a nosotros nos ningunea. En ese sentido no somos distintos. Y nos hacemos visibles frente a las patronales, por eso hicimos un cese de tareas de 13.30 a 17».

Al igual que hace un año, también el 8 de junio, los gremios de prensa protestaron en unidad por las dificultades que afronta el sector desde la asunción de Mauricio Macri como presidente. «Los reclamos son los mismos del año pasado. Entendemos que sin trabajo no hay libertad de expresión. Que las patronales vienen con todo por nosotros con la flexibilización, la multiatarea. Aprovechando la tecnología, pero no a favor del trabajo (cosa con la que estaríamos de acuerdo) sino en contra de nuestros derechos», apuntó el dirigente sindical.

La movilización se vio atravesada también por los recientes despidos en el Grupo Crónica tras el cierre de la Revista Veintitrés. En total 14 personas quedaron sin trabajo y exigen que, al menos, se los reubique en otros medios del grupo.

Al llegar a la sede del Ministerio, se realizó un acto en el que hablaron representantes de los diferentes sindicatos del país. Allí se pudo ver cómo los problemas que se dan en cada una de las provincias son similares: bajos salarios, despidos, precarización laboral.

«El periodista que recién empieza gana muy poco. En este momento un redactor -que es una categoría central, pero no la más baja- está en 18 mil pesos según el Convenio. Después en la realidad esto no se mantiene», señaló Dondero.

El secretario general del Sipreba reflexionó que «las escuelas de periodismo tienen el problema de que no presentan un enfoque que de cuenta de la situación como trabajadores. No se habla del Estatuto del Periodista o de los Convenios». «Entonces los chicos que entran a la profesión con las lógicas expectativas, lo hacen con muy poca conciencia de su condición de trabajador», apuntó. Desde su perspectiva, «lo fundamental es entendernos, ante todo, como trabajadores».

«Si una persona entra a una redacción con organización es distinto. Yo soy delegado de Página/12 y hace 30 años hay organización sindical. Hay una asamblea donde se discute democráticamente, con periodicidad. Hay una comisión interna y eso da una formación», sostuvo.

Pero en cambio si quienes recién comienzan a trabajar lo hacen «en un portal donde no hay esta experiencia, se forman de otra manera».»Tenemos que trabajar esto fuerte porque las patronales nos llevan ventaja», concluyó.

Foto: @delegadosclarin

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarse cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas